lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Más de cien personas dejaron el marisqueo a pie en Arousa en los últimos cuatro años

El sector del marisqueo a pie está fuertemente feminizado | gonzalo salgado

Continúa siendo una de las principales actividades económicas de la Ría de Arousa –sobre todo para las mujeres– pero el marisqueo a pie ha perdido presencia en la Ría más productiva del mundo en tan solo cuatro años. Así lo evidencian los datos oficiales publicados en el portal Pescadegalicia.gal de donde se extrae que desde 2018 más de cien personas han abandonado este oficio tradicional. Eso sí –y en eso no hay cambios– la Ría de Arousa continúa liderando holgadamente el número de permisos de explotación marisquera para el sector de a pie. Si en 2018 eran 1.703 personas las que se dedicaban a este oficio en la Ría a 31 de diciembre de 2022 eran un total de 1.603. En el total de Galicia hay 3.614 mariscadoras activas.


En el sector el peso del margen sur de Arousa es evidente. De hecho del total de la Ría 1.178 mariscadoras pertenecen al área de O Salnés, mientras que el resto están adscritas a alguna de las cofradías de la comarca de O Barbanza. De hecho –y así se constata con los datos– el pósito de O Grove es el que suma un mayor número de mariscadoras. tiene un total de 356, lo que supone más del 17 % del total de la provincia. No se queda muy atrás Vilanova –muy potente también en el marisqueo a pie desde hace ya unos años– con 240 trabajadoras. Por su parte Cambados aglutina a 220, mientras que A Illa de Arousa tiene un total de 210 permisos de explotación de a pie a cierre de 2022. En Carril, pese a que el marisqueo es el sector que más nutre con diferencia los números de la lonja, en el sector de a pie hay adscritas 80 personas. En el caso particular de la localidad carrilexa los parquistas (que no se contabilizan en este informe de Pescadegalicia.gal) son los que acometen el grueso de las extracciones. Vilaxoán con 68 permisos de marisqueo a pie es una de las cofradías en las que este sector tiene menos peso, aún así le gana la de Portonovo (en Sanxenxo) con tan solo cuatro mariscadoras.


En el margen norte de la Ría de Arousa las cofradías barbanzanas también tienen su peso en el marisqueo a pie de Galicia. La de Cabo de Cruz, en Boiro, aglutina a un total de 192 mariscadoras, lo que supone el 12,57 % de la provincia de A Coruña. Le sigue el pósito de Rianxo con 144 mariscadoras en activo al término de 2022. El de A Pobra tiene 90 mariscadoras y después le siguen la cofradía de Palmeira (en Ribeira) con 7 y la cooperativa Ría de Arousa-Abanqueiro con 6.


Un sector feminizado


Los datos hablan por sí solos y demuestran que el marisqueo a pie es cosa de mujeres. De hecho de la totalidad de profesionales del sector en la Ría de Arousa 1.298 son mujeres frente a solo 319 hombres. De hecho estos están más volcados en el marisqueo a flote, en donde hay mujeres, pero siendo un sector mucho más masculinizado. Caso curioso es el de la cofradía de Portonovo en donde los cuatro permisos que hay son todos ocupados por hombres. Es, en todo caso, un rara avis porque la tendencia es la contraria. En A Illa, por ejemplo, solo hay contabilizado un mariscador de a pie, la misma cantidad que en Palmeira o en Abanqueiro. Ellas siguen siendo las que dominan las playas y las concesiones de a pie. 

Más de cien personas dejaron el marisqueo a pie en Arousa en los últimos cuatro años

Te puede interesar