• Viernes, 21 de Septiembre de 2018

Cientos de personas claman en Vilagarcía y O Grove por el derecho a una “pensión digna”

Cientos de personas se movilizaron ayer en Vilagarcía y O Grove para exigir una pensión digna. “Non queremos volver a tempos pasados e a pensións de beneficencia.

Cientos de personas claman en Vilagarcía y O Grove por el derecho a una “pensión digna”
Los jardines de Ravella acogieron la concentración convocada por UGT y CCOO | .GONZALO SALGADO
Los jardines de Ravella acogieron la concentración convocada por UGT y CCOO | .GONZALO SALGADO

Cientos de personas se movilizaron ayer en Vilagarcía y O Grove para exigir una pensión digna. “Non queremos volver a tempos pasados e a pensións de beneficencia. Non é un problema de cartos é unha cuestión política e terán que darlle unha solución”, clamaban ayer en la Praza de Galicia al término de la manifestación convocada por la CIG y que partió del centro de salud de San Roque. En Ravella, CCOO y UGT optaron por la concentración con lemas como “O 0,25% é para sacarlle a un a vida” o “Somos pensionistas, non somos terroristas” y con pancartas críticas con el gobierno central “As contas de Rajoy: Subir as pensións=Cobrar menos”. Las protestas de ayer continuarán hasta que el gobierno atienda a sus demandas y ya está fijada la próxima fecha, el 1 de mayo. “O que busca o goberno é privatizar as pensións e que teñamos que recurrir aos bancos para segurarnos unha pensións dignas”, incidió ayer la CIG que no descarta la convocatoria de una huelga general “se fai falla”. La central sindical criticó a los sindicatos con representación nacional, CCOO y UGT, haciendo palpable el distanciamiento con estos colectivos. “Agora saen a rúa, pero isto non se produciría se non firmaran esa reforma laboral e de pensións. Non nos representan”.

Desde CCOO se considera que el ejecutivo estatal camina con un objetivo claro, “privatizar as pensións” y defienden el regreso al Pacto de Toledo, creado en 1995 para adecuar y observar la evolución del sistema de pensiones. UGT por su parte acudió ayer a la protesta con un lazo marrón, en alusión al color de los excrementos, que para ellos simboliza la subida del 0,25 que plantea el ejecutivo de Mariano Rajoy. Como medidas para garantizar la caja de las pensiones se proponen la eliminación del 0,25 %; la aplicación del IPC según el Pacto de Toledo; la derogación del factor de sostenibilidad definido en la reforma de 2013; el equilibrio presupuestario para las pensiones; incremento en bases máximas de cotización y de las mínimas como consecuencias del aumento paulatino del SMI; gastos de Seguridad Social a cargo del Estado español o una política que favorezca la creación de empleo.

Por su parte, la CIG insistió en que el sistema público de pensiones es una “conquista da clase traballadora” a través de décadas de lucha “E é a través da loita como temos que evitar que nolas rouben. Por sio estamos hoxe aquí”. Acusan también al gobierno estatal de “mentir” al asegurar que el futuro de las pensiones no está garantizado. “Mais sabemos que iso non é así que usan esta mentira parameter medo e facilitar a introducción de plans privados de pensións que só enriquecen ás grandes empresas e os fondos financieiros que os xestionan”.

En O Grove, el escenario elegido para la protesta fue las puertas del consistorio en la Praza do Corgo en dos se concentró más de un centenar de personas para reclamar una pensión digna. “Pensións digan, non a conxelación” o “Emprego e pensións dignos” fueron de algunos lemas de las pancartas que se pudieron ver en la protesta. En la concentración también se habló de voluntad política para poner solución a este problema. “O problema non está no sistema, cuxas necesidades futuras son coñecidas e previsibles. Está, entre outras causas, na vontade de reducir o seu nivel de cobertura”, por lo que exigen “medidas efectivas de redistribución da riqueza, que garantan pensións suficientes”.