miércoles 17.07.2019

La comarca de Arousa despide el año 2018 con 2.000 parados menos respecto a 2017

El año termina con 14.713 desempleados en las comarcas arousanas según los datos oficiales

Imagen de archivo de una conservera. Muchas de ellas paran su actividad en el mes de diciembre | g. salgado
Imagen de archivo de una conservera. Muchas de ellas paran su actividad en el mes de diciembre | g. salgado

Las tres comarcas de la Ría de Arousa han despedido el año con un total de 2.174 personas menos en las listas del paro respecto a 2017. Así lo reflejan los datos del Portal de Emprego de la Xunta de Galicia que cifran en 14.713 los arousanos que en estos momentos están en la busca de un puesto de trabajo. Una cifra significativamente menor a la que, en estas fechas hace justo un año, se publicaba referente a la anualidad de 2017 que concluyó con 16.887 personas en la lista de desempleados. Las tres comarcas arousanas llevan una tendencia positiva en cuanto a la creación de empleo en el último trienio, dado que 2016 terminaba con 18.827 parados, casi 4.000 más que en la actualidad.

Lo cierto es que mientras el histórico anual del paro es positivo en Arousa, los datos mensuales reflejan una realidad bien distinta. De hecho diciembre vuelve a ser uno de los peores meses del año en cuanto a la creación de empleo. Solo en el último mes del año un total de 945 personas perdieron su puesto de trabajo: 310 lo hicieron en la comarca de O Barbanza; 191 en Ulla-Umia y 444 en O Salnés.

Todos y cada uno de los concellos arousanos han perdido empleo en el último mes, coincidiendo en buena medida con el cierre del ejercicio de fábricas como conserveras que, a estas alturas del año, liquidan a parte de la plantilla para volver a contratarla tras las fiestas.

Por comarcas
Así las cosas en O Salnés el año termina con 8.520 parados en total, 444 más que en el mes de noviembre. La peor parte se la lleva O Grove con 128 desempleados más, seguido muy de cerca de Vilagarcía con 127. De esta forma el municipio meco suma 1.008 parados y la capital arousana se resiste a bajar de la barrera de los 3.000 con 3.261.

Cambados suma en diciembre 1.000 parados, de los cuales 83 se corresponden a este último mes. En Vilanova, con 722 desempleados, hay 43 más que en el mes de noviembre. En Ribadumia 315 personas buscan empleo y de ellas 16 se han sumado en diciembre. En Sanxenxo hay 1.217 parados y son 20 en el último mes. En la cola de la destrucción de empleo se encuentra Meaño (10 parados más y un total de 371); A Illa (269 parados de los cuales 9 son de diciembre) y Meis con 357 parados y 8 de ellos este último mes.

La tendencia es muy similar al norte de la Ría de Arousa, en los cuatro municipios de O Barbanza. Allí se acabó 2018 con 3.759 parados, 310 más que en noviembre. Encabezan el ranking de destrucción de empleo Boiro (1.152) y Rianxo (724) con 131 y 121 parados más en diciembre en comparación al mes anterior respectivamente. En Ribeira 30 personas perdieron el empleo en diciembre y es un ayuntamiento que suma 1.384 personas en las listas del Servizo Galego de Colocación. En el caso de A Pobra (499 parados) se destruyeron 28 contratos en el último mes del año.

En Ulla-Umia el año termina con 2.434 personas anotadas en la búsqueda de un contrato laboral, 191 más que en noviembre. En Caldas (744 parados) son 51 los nuevos desempleados; en Valga (391) son 50, mi entras que en Catoira (294) son 36 personas más las que buscan firmar un contrato. Pontecesures (212) y Cuntis (303) suman ambos 16 desempleados. Portas (203) tiene 15 parados más que en noviembre y Moraña (287) siete contratados menos.

Desde las centrales sindicales interpretan los datos del paro en clave de “precariedade” y de que los contratos que se firman, sobre todo aquellos de refuerzo, se hacen en condiciones de eventualidad.

Comentarios