miércoles 5/8/20

En Común llama a tumbar las encuestas y dejar atrás la Galicia de la “añoranza”

Gómez Reino y Monedero se dan un baño de masas en Ravella con el ejemplo estatal de telón de fondo
Gómez Reino y Monedero contaron con un importante respaldo ciudadano en su mitin en Ravella | mónica ferreirós
Gómez Reino y Monedero contaron con un importante respaldo ciudadano en su mitin en Ravella | mónica ferreirós

“Se a xente vai votar, o PP perde”. Con este claro mensaje, Antón Gómez Reino, candidato de Galicia en Común, reclamó  el voto “progresista” para “construir un futuro”. La confluencia de la que forman parte Podemos, Esquerda Unida, Anova y las mareas municipalistas se dio un baño de masas en los jardines de Ravella, que tuvo como uno de los grandes protagonistas a Juan Carlos Monedero, que entronizó a las generaciones que lucharon contra la dictadura.

“Hasta las narices de que digan que la democracia la trajo el emérito. La trajeron los del pelo blanco”, aseguró el fundador de Podemos, que incidió en que precisamente este sector de la población vio durante estos meses como sus pensiones subían más que durante todo el mandato de Mariano Rajoy. Y es que las políticas estatales, con el Ingreso Vital Mínimo o los ERTEs, fueron el telón de fondo de las intervenciones y el nombre de Yolanda Díaz, probablemente uno de los más repetidos de la tarde. “Si en seis meses hemos cambiado tantas cosas, Galicia no se va a quedar en la añoranza”, dijo Monedero, que frente a la “nostalgia” recetó la “memoria” de Gómez Reino. 

“Queremos un goberno que mire ao que está facer o goberno do Estado”, dijo el líder de En Común, que recordó la importancia del sector del mar en la zona y rechazó el papel de la Xunta por “non exercer as súas competencias” y decretar el cierre del marisqueo a pie. “A única ría que coñece era a que vía no barco do narcotraficante Marcial Dorado”, dijo Gómez Reino sobre Núñez Feijóo.

 Poner fin a la “corrupción” del PP y a sus planes para “privatizar” la sanidad y la educación gratuita de 0 a 3 años son algunas de las medidas que anunció la coalición de izquierdas.

Defensa de lo público
Precisamente la defensa de lo público estuvo muy presente en todas las intervenciones. “Galicia foi a primeira comunidade en chegar a iso que chamaron nova normalidade e a última en abrir os centros de día”, dijo Iria Figueroa, número 2 por la provincia de Pontevedra que, al igual que la cabeza de lista, Eva Solla, criticó que Feijóo le diese un premio a las residencias DomusVI mientras “as traballadoras protestaban porque non se puxeron medios e nin tan sequera se deixou entrar á Brilat a desinfectar”.

 Hubo guiños al movimiento feminista. “Las mujeres sois el sujeto que va a cambiarlo todo”, dijo Monedero. También, en clave comarcal, a las trabajadoras de la conservera Thenaisie Provote, de O Grove y en local al ascenso del Arosa, que Gómez Reino dio por hecho. Los sanitarios y sus reivindicaciones también estuvieron presentes en los discursos de una confluencia consciente de que las encuestas les da malos resultados, pero también de que no son pocas las veces en que se equivocan.  “Ni siquiera existíamos”, dijo Monedero rememorando aquella campaña de las Europeas que llevó a “Pablito” Iglesias directo a Bruselas. Convencidos de que el lunes 13 será “o principio da fin” del PP en la comunidad, En Común se ofrece para acabar con las “políticas depredadoras dos nosos servizos públicos”, en palabras de Marcos Cal. Para ello, reclaman el voto de la “Galicia audaz e xenerosa”, que la vilagarciana Verónica Hermida ejemplificó en el Nunca Máis, en la lucha contra la Lei de Acuicultura o en las movilizaciones que impidió los “atentados” de las minas de Touro. “Gústanos esa Galicia, mentras que Feijóo quérenos paralizados”, concluyó Hermida.

Comentarios