El Concello de Vilagarcía prepara un plan contra la sequía tras un invierno anómalo

Alberto Varela y el edil de Seguridad, José María González, con el jefe de Emerxencias, Francisco Busto | concello

El Concello de Vilagarcía prepara un plan contra la sequía, tras un invierno en el que las lluvias escasearon. El alcalde, Alberto Varela, señaló que la realización de este 

documento es una obligación para todas las administraciones locales gallegas.


“Se está traballando nos departamentos municipais para ter un plan no caso de que exista unha situación de emerxencia. O Concello ten que estar preparado”, explicó Alberto Varela. La Xunta de Goberno Local dio cuenta recientemente de un escrito de la Dirección Xeral de la Administración Local en la que se instaba a Vilagarcía a presentar dicho documento o, en caso de no estar hecho, realizarlo en un plazo máximo de seis meses.


Por el momento, en el municipio no se registraron problemas derivados de la falta de agua, pero Varela es consciente de que “hai que estar alerta, porque se en algo inflúe o cambio climático é que o tempo está máis cambiante”.


Nuevas herramientas

El regidor hizo estas declaraciones durante la presentación del nuevo camión del Servizo de Emerxencias e Protección Civil. Un vehículo con bomba urbana ligera con material para atender al 95 por ciento de las incidencias que suceden en el municipio.


Se trata de un camión diseñado desde el propio servicio, según explicó el jefe de Emerxencias, Francisco Guillán Busto. “Está deseñado con vistas ás necesidades e sistema de traballo que temos”, apuntó el responsable de Emerxencias. Como novedades, incorpora un sistema para generar espuma directamente y tiene dispositivos electrónicos de localización y monitorización remota, de tal forma que se pueda ver a distancia el agua con el que cuenta o si tiene suficiente combustible, entre otras cuestiones. La bomba tiene 1.500 litros, ya que está pensado para incendios de pequeña envergadura, y tiene también un aporte de 125 litros de espuma. Su color llama la atención. “Pódese ver desde Santiago de Compostela”, bromeó el alcalde. Lo cierto es que es así para que, precisamente, pueda distinguirse bien de noche, sobre todo en vías de alta capacidad, y evitar así atropellos.


También de color llamativo son los nuevos uniformes de Emerxencias, que además son de última tecnología y mayor protección. El camión sustituye a otro de 2007 y se incorpora a una flota que suma doce vehículos.

El Concello de Vilagarcía prepara un plan contra la sequía tras un invierno anómalo

Te puede interesar