jueves 19.09.2019

El conductor de un barco de recreo resulta herido tras chocar contra la escollera del muelle de Vilaxoán

Un despiste es la principal hipótesis que se maneja como causa del accidente, que causó daños en la quilla del vehículo

El barco se quedó varado en las piedras de contención del muelle vilaxoanés | mónica eerreirós
El barco se quedó varado en las piedras de contención del muelle vilaxoanés | mónica eerreirós

El conductor de una embarcación de recreo resultó herido ayer tras chocar contra la escollera del  Puerto de Vilaxoán. En principio, un despiste es la hipótesis principal que se maneja para un suceso que muchos calificaban a pie de muelle de “inexplicable”.

Los hechos se produjeron pasadas las seis y media de la tarde. Al parecer, el conductor, un vecino de Vilagarcía, salió al mar para probar su embarcación y, por causas que se desconocen, acabó contra las piedras de contención del muelle.

Hasta la zona se desplazaron efectivos del Servizo Municipal de Emerxencias e Protección Civil, que vieron el accidente desde la embarcación con la que colaboran en la vigilancia de las playas. Cuando llegaron al punto, comprobaron que no había nadie en el agua y dieron aviso a Salvamento Marítimo. 

También salió una dotación por tierra por olor a gasolina que, finalmente, no dio lugar a vertido. Hasta la zona también se desplazaron Policía Local y Nacional. La Guardia Civil del mar, que no llegó a movilizarse, investiga el suceso.

El conductor de la embarcación fue trasladado al Hospital do Salnés, aunque en principio su estado no revestía gravedad. La quilla de la embarcación quedó bastante dañada, por lo que los efectivos procedieron a sujetarla a estructuras fijas utilizando los cabos del propio barco, que finalmente fue retirado de la zona a última hora de la tarde, unas dos horas después de que se produjese el accidente.

Los hechos, que se produjeron en plena tarde, llamaron la atención de numerosos vecinos y visitantes que se encontraban por la zona y que comentaron lo sucedido sin perder de vista el operativo.

Rescate de un gato
No fue la única intervención que tuvieron los efectivos de Emerxencias e Protección Civil en las últimas horas. La noche del viernes al sábado se saldó con el rescate de un gato y con la extinción de un incendio.

El primero de los hechos tuvo lugar a primera hora de la noche, cuando en la base recibieron el aviso de un particular de que un gato se encontraba atrapado en una zona de difícil acceso de Rodrigo de Mendoza. Al parecer, el felino, ya adulto, llevaba días atrapado entre muros, de los que no era capaz de salir.  Una vez rescatado, fue trasladado al refugio de la Protectora

bre las cuatro de la madrugada, cuando en la base de Agustín Romero se recibió otra llamada del Centro de Atención ás Emerxencias 112 Galicia informando de un incendio en un contenedor en Camiño Regueira, en Fontecarmoa. Hasta allí se desplazó una Bomba Urbana Ligera con cuatro efectivos. El contenedor estaba lleno de césped y el fuego afectó a una finca. Los efectivos evitaron que afectara al cableado.

Comentarios