Lunes 10.12.2018

La cruzada cambadesa por la sede de la DO pasa por bodegas y viticultores

Con los primeros apoyos políticos en la mano, el Concello se reunirá con el sector e invitará a villas de otras subzonas 

Enoturistas en una de las actividades de la Ruta do Viño Rías Baixas | ruta ría baixas
Enoturistas en una de las actividades de la Ruta do Viño Rías Baixas | ruta ría baixas

La cruzada de Cambados para conseguir la sede de la DO Rías Baixas continuará ahora por el sector, una vez que ha recabado los primeros apoyos políticos. Convocará a bodegueros y viticultores a reuniones para alcanzar su objetivo, pero también espera contar con otros ayuntamientos del territorio vinícola a los que está enviando cartas, así como con la Xunta, pues la petición también se elevará al Parlamento. El Concello reconoce que se trata de un trabajo lento y un objetivo a largo plazo, pero espera conseguirlo. 
El concejal Tino Cordal salió satisfecho del pleno comarcal celebrado el jueves  en el que estaban representados los nueve ayuntamientos de O Salnés. Allí obtuvo el apoyo unánime a su moción donde plantea que trasladar la sede a Cambados es reparar una “inxustiza histórica” por todo el impulso dado al sector del albariño desde el municipio y que aportaría beneficios a la villa y a toda la comarca. Actualmente está en Pontevedra, pero como dijo ayer el presidente comarcal, Gonzalo Durán, “la vinculación de la Peregrina con Pontevedra está clara, pero con el albariño no tiene lógica”. El convenio del Consello Regulador de la DO con la capital por ocupar el Pazo de Mugartegui aún tiene años de vigencia. No obstante, Cambados asegura ser paciente y reconoce que se trata de un objetivo a largo plazo. Esto no quita que quiera ir definiendo pasos y, de hecho, la idea es conseguir un compromiso de la Xunta y del consejo para establecer una fecha concreta para el traslado. Tras conseguir los apoyos políticos más próximos, la capital del albariño también quiere lograr que los plenos municipales del resto de subzonas de Rías Baixas se unan a la campaña e implicar también al sector con reuniones con bodegueros y viticultores. 
Cabe recordar que en el año 2003 se tomó la decisión de ubicar la sede en Pontevedra generando una gran polémica en el municipio que el cuatripartito ha revivido por “xustiza”.

Comentarios