miércoles 11.12.2019

Un cuarto de siglo reivindicando la figura de la mujer rural desde Cornazo

La Asociación de Mulleres Rurais de Cornazo empezó a andar hace 25 años convirtiéndose en el primer colectivo de estas características en Vilagarcía. Actualmente cuenta con 130 socias que mañana mismo inauguran una exposición con motivo de sus bodas de plata.
Las mujeres rurales de Cornazo cumplen 25 años | mónica ferreirós
Las mujeres rurales de Cornazo cumplen 25 años | mónica ferreirós

Fue el amor el que llevó a Mari Carmen Somoza a vivir en Cornazo hace más de 25 años. Fue allí, llegada de Alemania, donde diferentes avatares de la vida la llevaron a ser una de las promotoras de la Asociación de Mulleres Rurais de la parroquia, el primer colectivo de estas características que se fundó en Vilagarcía y que ahora cumple un cuarto de siglo más activo que nunca.

“Todo empezou a raíz dun curso que se fixera aquí na parroquia a cargo de María Teresa Cuíña. Eu non coñecía a ninguén porque era de fóra”, explica Mari Carmen Somoza. Es ella la que recuerda que los inicios de la asociación no fueron nada fáciles. “Foron moi complicados porque, unha, eu viña de fóra e outra había quen dicía que viña de Alemania con ideas para meterllas ás mulleres daquí”, explica. Es más, asegura que “recibimos incluso amenazas, aínda que moitos homes dos que primeiro facían iso acabaron pedíndonos perdón”.

Lo cierto es que la primera reunión de mujeres de Cornazo para intentar montar la Asociación se realizó en un lugar muy peculiar: justo debajo del palco de la fiesta de la parroquia. “Non tiñamos absolutamente nada. Foi Manuel Rodríguez Cuervo, que naquel momento era director do colexio Arealonga, o que nos cedeu unhas mesas e sillas que iban tirar e así fomos arrancando”, explica Somoza.

La ayuda para empezar a arrancar con la Asociación de Mulleres Rurais también les llegó de parte de la Asociación de Vecinos. “Deixárannos daquela 4.000 pesetas para arrancar”, explica.

De aquellas primeras reuniones salió también la primera directiva, capitaneada por Mari Carmen Somoza como presidenta.

“Eu creo que, dado o difícil que foi empezar con todo isto, as mulleres de Cornazo foron moi valentes á hora de dar o paso e entrar a formar parte da Asociación”, explica la presidenta.

Poner en marcha la Asociación de Mulleres Rurais implicó empezar a poner en marcha una serie de actividades que rompieron un poco con la rutina de la parroquia. “Programamos cursos de manualidades, de costura, de tapicería ou de calceta”, explica.

De todas las actividades Mari Carmen Somozas se siente especialmente orgullosa de dos de ellas. “A primeira dos cursos de alfabetización que fixemos. Había xente na parroquia que non sabía ler e escribir e con ese curso conseguimos que empezaran a facelo”, recuerda. “Tamén foi un éxito o curso para a obtención do graduado escolar no que, curiosamente, participaron moitos homes que ao principio nos criticaban. Fixémolo para todos, para homes e mulleres”, manifiesta con orgullo Mari Carmen.

Así pues, y tras 25 años al pie del cañón el ánimo de estas mujeres de Cornazo no ha desfallecido aunque Mari Carmen Somoza (todavía presidenta del colectivo), reconoce que le gustaría que cogiera las riendas gente más joven.Las bodas de plata las celebrarán mañana a partir de las siete de la tarde con la inauguración de una exposición de los trabajos realizados por el colectivo en diferentes cursos. Será en el Centro Cultural de Os Borrizos. El día 23 tendrán una comida en el restaurante Forniños.

Comentarios