jueves 24/9/20

Los delitos bajaron en un 14 por ciento en Vilagarcía durante el confinamiento

El descenso se registró en todos los tipos de infracciones penales salvo en el tráfico de drogas
Un agente de la Policía Nacional durante un operativo en Cea por un hombre atrincherado | GONZALO SALGADO
Un agente de la Policía Nacional durante un operativo en Cea por un hombre atrincherado | GONZALO SALGADO

La delincuencia tuvo un importante parón en Vilagarcía durante los meses de confinamiento. Así lo recoge el balance de criminalidad del segundo trimestre de 2020, que muestra un descenso de las infracciones penales del 14,1 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior..

En realidad, la capital arousana se sitúa en la media de la provincia ya que, en el conjunto de Pontevedra, la criminalidad descendió en un 16,4 por ciento. En municipios como la capital, el descenso fue todavía más brusco, de un 27,3.

Habrá que esperar a los siguientes meses para concretar si dichas cifras se mantienen o se deben, como todo parece indicar, a las dificultades para moverse y delinquir en plena cuarentena.

En cualquier caso, todos los apartados de infracciones penales sufrieron un descenso con la excepción del tráfico de drogas. Son catorce los delitos de este tipo que se registraron en lo que va de año, cinco más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Cabe destacar que fueron varias las operaciones que se llevaron a cabo en los meses de cuarentena y que dieron al traste con los planes de los narcotraficantes para introducir droga con destino a Galicia, varias de ellas con detenidos arousanos.

Reducción de los robos

Por lo demás, las infracciones penales cometidas en lo que va de 2020 suman 703, lo que supone 115 menos que en el mismo periodo de 2019. Supone un descenso del 14,1 por ciento que contrarresta el incremento que se produjo en el primer trimestre del año.

Por apartados, los delitos de lesiones y riñas tumultuarias pasaron de siete a cinco, lo que supone un descenso del 28,6 por ciento. Algo más, un 37,5 por ciento, descendieron los delitos contra la libertad y la indemnidad sexual, al pasar de ocho a cinco y las agresiones con penetración, al no registrarse ninguna frente a una que se denunció en el primer semestre de 2020.

Especialmente preocupantes para la ciudadanía son los delitos contra el patrimonio. También en este apartado, el que centra por lo general el trabajo de las fuerzas de seguridad, sufrió un importante descenso. Los robos con violencia e intimidación se redujeron en un 46,7 por ciento; los robos con fuerza en un 30,5 y, de estos, los que se llevan a cabo en domicilios en un 43,9 %. l

Comentarios