Desestiman la recusación de Miñanco contra los magistrados de la Audiencia

El narcotraficante José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco, tendrá que volver más pronto que tarde a Galicia para la continuación del juicio por blanqueo de capitales seguido contra él y tres personas de su entorno y suspendido en marzo.

Desestiman la recusación de Miñanco contra los magistrados de la Audiencia
Miñanco a su salida de la Audiencia en marzo | gonzalo salgado
Miñanco a su salida de la Audiencia en marzo | gonzalo salgado

El narcotraficante José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco, tendrá que volver más pronto que tarde a Galicia para la continuación del juicio por blanqueo de capitales seguido contra él y tres personas de su entorno y suspendido en marzo. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) acaba de rechazar las recusaciones realizadas por él y su hija mayor, R.M.P.P., de dos magistrados de la Audiencia de Pontevedra que los estaban juzgando al considerar que estaban “contaminados” porque en 2011 resolvieron una cuestión competencial sobre las primeras diligencias de la causa. Pero para el tribunbal, solo fue eso, solventar ese conflicto con un auto “sin apreciables valoraciones en torno al fondo del asunto ni contacto valorable alguno” y, por tanto,  “no vino a comprometer la imparcialidad” de los mismos. También añade que los incidentes fueron presentados fuera de plazo y defiende que los acusados fueron informados de la composición del tribunal con antelación suficiente, en concreto, tres meses antes. 
Tras analizar los escritos presentados por sus abogados, el TSXG concluye que “no se puede sostener que los recusantes desconocieran la composición de esta sala o que esta se hubiese negado a informar de su propia composición o identificación”. Además insiste en que, como dice la LOPJ, la recusación deberá interponerse en el plazo de 10 días desde la notificación de la primera resolución por la que se conozca la composición del juez a recusar. En este caso, explica en su auto, es desde el 9 de noviembre de 2017, cuando se les notificó la resolución, mientras que las recusaciones se presentaron los días 27 y 28 de febrero. Es más, el TSXG considera que actuaron con “artificio” para “sortear” la exigencia de los plazos legales, cuando posteriormente, el 7 de febrero, solicitaron que se les informara de la composición de la sala. 

Adhesión del resto
El resto de acusados en el juicio por blanqueo, su exmujer, M.R.P.N., la hermana de esta, J.P.N., y un empresario cambadés, acusado de ser su testaferro, J.A.A.M., se adhirieron posteriormente a las recusaciones de Sito Miñanco y su hija. En ellas también alegaron imparcialidad de esos magistrados porque tuvieron un conocimiento previo de la causa “formándose un criterio propio” y que además así lo prueban comportamientos como que en el juicio se admitió de manera “sorpresiva” la propuesta del Fiscal de presentar nuevas pruebas e incluso llegan a hablar de “conceder ventajas procesales al Ministerio Público”. 
Sin embargo, el Tribunal, tras leer aquella resolución de 2011, estima que “no cabe afirmar que (...) se hagan valorables consideraciones sobre el material probatorio de la causa, entonces inicial”, es más, insiste en que la sala “se limitó” a resolver la competencia territorial a través de una “argumentación precisa, ceñida a tal cuestión y no conteniendo en absoluto juicios de valor, de culpabilidad, sobre aspectos sustanciales de hecho o derecho afectantes verdaderamente al fondo del asunto investigado”. Es más, expone que resolvió a favor de Cambados frente a Vilagarcía porque tomó como referencia el domicilio de la inmobiliaria investigada, San Saturnino, y de otros implicados.
El TSXG también rechaza que exista una situación de amistad o enemistad porque “nada concreto admisible se arguye y nada consta fuera de la debida actividad jurisdiccional de los magistrados recusados, que niegan rotundamente lo postulado por las partes”. 
Por el momento no hay fecha para que se retome el juicio suspendido en marzo. Cabe recordar que la Fiscalía pide seis años de prisión y 10 millones en multas para todos los acusados al considera que, entre 1988 y 2007, a través de la inmobiliaria, usaron dinero del narcotráfico para comprar  decenas de bienes. .
Cabe recordar que José Ramón Prado Bugallo está en prisión desde principios de año, detenido por la macrooperación Mito y acusado de dirigir una organización de tráfico de cocaína. Llevaba en régimen de semilibertad desde 2015.