domingo 15.09.2019

Detenido en Caldas un grupo criminal por el robo de 11.000 litros de gasóleo

Las investigaciones de la Guardia Civil derivaron en la detención de 4 vecinos caldenses implicados en la trama

La Guardia Civil encontró en bidones el carburante robado
La Guardia Civil encontró en bidones el carburante robado

La Guardia Civil ha desarticulado en Caldas un grupo criminal especializado en el robo de gasóleo en vehículos y maquinaria en polígonos industriales, canteras y obras en construcción de la provincia de Pontevedra. Los detenidos son cuatro vecinos de Caldas de Reis que estaban siendo investigados desde hace ya unos meses en el marco de la operación Octano. Las primeras pesquisas se llevaron a cabo a raíz de la proliferación de robos que se estaban produciendo no solo en el entorno de Caldas, sino en toda la provincia de Pontevedra.

Según la Guardia Civil los cuatro vecinos de Caldas pertenecen a un grupo perfectamente organizado. Uno de ellos era el encargado de llevar a cabo los robos que planificaba y ejecutaba según las demandas que recibía de otro de los integrantes, que era el responsable de almacenar el combustible y captar posibles compradores. Los otros dos se encargarían de las funciones de distribución y venta del carburante.

El culmen de la operación se llevó a cabo en la madrugada del lunes cuando los agentes, que seguían de cerca a los ahora detenidos, sorprendieron a dos de ellos “in fraganti” en una cantera de la localidad de Meis cuando estaban realizando la transacción del combustible que habían sustraído. Fue a raíz de estas detenciones cuando se procedió al arresto de los otros dos implicados y se llevaron registros en varios galpones anexos a las viviendas de los tres detenidos que, supuestamente, se dedicaban al almacenamiento, distribución y venta de gasóleo. En cada galpón inspeccionado se encontraron depósitos de almacenamiento de combustible, algunos de ellos con dispositivos mecánicos para extraer el gasóil. En total se precintaron tres depósitos portátiles, uno fijo y dos bidones, que contenían 2.300 litros de combustible.

Con esta operación la Guardia Civil considera desarticulado un importante grupo criminal al que se le atribuye la comisión de 25 delitos de robo y hurto de gasóleo en maquinaria, camiones y depósitos ubicados en naves industriales e incluso en aparcamientos públicos de las localidades de Caldas, Portas, Barro, Meis, Pontevedra, Vilanova, Cuntis y Moraña. Consiguieron sustraer aproximadamente unos 11.000 litros de gasóleo, cuyo valor en el mercado supera los 14.000 euros. 

Los detenidos fueron puestos en libertad una vez concluidas las diligencias y tendrán que comparecer cuando sean citados en el Juzgado de Instrucción de Caldas, que lleva el caso.

Comentarios