Miércoles 20.03.2019

Seis detenidos por filtrar a los narcos datos de las investigaciones antidroga

La Guardia Civil ha detenido a seis personas acusadas de varios delitos contra la administración pública por filtrar datos de operaciones contra el tráfico de drogas. Diego Fontán, vecino de O Grove e hijo del que fue hasta hace poco jefe de la Edoa en Pontevedra, es uno de los dos agentes del instituto armado arrestado. A ambos se les imputa un delito de infidelidad en la custodia de documentos oficiales. Además, también se detuvo a otras cuatro personas acusadas de un delito de revelación de secretos.

diego fontán. guardia civil detenido en operación contra corrupc
diego fontán. guardia civil detenido en operación contra corrupc

Dos guardias civiles han sido detenidos en el marco de una operación que pretende dar carpetazo a ciertas prácticas ilícitas en el seno del instituto armado, así como en otros organismos de la administración pública. El grovense Diego Fontán, que también regenta un negocio hostelero en la localidad meca, es uno de los arrestados. Fuentes de la investigación señalaron que ya hace tiempo que se le seguía la pista a este hombre que, al parecer, llevaría una vida lujosa nada acorde con su sueldo. Da la casualidad de que su padre es Carlos Fontán, quien hasta hace poco dirigía la Edoa en la provincia de Pontevedra y que tras participar en numerosas e importantes operaciones dejó el cuerpo por una grave enfermedad.
Diego Fontán fue arrestado el martes por la tarde, al igual que otro agente de la Guardia Civil que ejercía en Pontevedra. Los otro cuatro arrestados son también vecinos de esta provincia y se les imputa un delito de revelación de secretos por lo que, en un principio, se descarte que se trate de los destinatarios de las supuestas filtraciones de los dos agentes, a los que se les acusa de infidelidad en la custodia de documentos oficiales.
Las investigaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil en el marco de la lucha contra los cassos de corrupción que se puedan dar tanto fuera como dentro de la propia institución permitieron estos arrestos, que se practicaron entre el martes y el miércoles, tras varios registros en domicilios y locales de la provincia, algunos en municipios arousanos como O Grove, Vilanova o incluso Vilagarcía.
La investigación ha sido dirigra conjuntamente por el titular del Juzgado número dos de Pontevedra, Xermán Varela, y el fiscal antidroga de Pontevedra, Luis Uriarte.
Por el momento, desde el instituto armado no concretan si la investigación sigue o no abierta, aunque sí especifican que el periodo de tiempo durante el que se llevaron a cabo estas actividades ilícitas es “bastante limitado”. Lo que se investiga ahora es si estas filtraciones pudieran haber frustrado importantes operaciones contra el narcotráfico y el crimen organizado.

Comentarios