viernes 30/10/20

Detienen de nuevo al atrincherado de Cea tras pedir ayuda sus padres a la Policía

El matrimonio llevaba tres días durmiendo en un hostal por la actitud de su hijo que, presuntamente, agredió a ambos
un hombre armado se atrincghera en su casa de cea tras la denuncia de su expareja victor paulos
Agentes de la Policía Nacional en la vivienda de Cea durante el episodio violento que se produjo en mayo | G. SALGADO

El hombre que hace unos meses se atrincheró en su casa de Cea, armado con una escopeta, volvió a ser detenido ayer tras, presuntamente, agredir a sus padres. Víctor Paulos se encuentra en los calabozos de la Comisaría, a la espera de pasar a disposición judicial, mientras sus progenitores, ya de avanzada edad, podrán al menos esta noche dormir en su vivienda.

Llevaban tres días pernoctando en un hostal precisamente por la actitud de su hijo. Cuando el domingo por la tarde trataron de regresar al lugar de Outeiro, en Cea, donde tienen la casa familiar, se desencadenó una nueva trifulca que movilizó hasta la zona a la Policía Nacional, a la Local y a los Bomberos. Fueron los propios padres los que reclamaron la intervención de los agentes porque de nuevo se encontraban atrapados y, temerosos, de que su hijo les hiciese daño. Sobre las nueve y cuarto se hizo necesaria la intervención de los efectivos del Consorcio, que abrieron la puerta con un separador eléctrico.

Paulos logró salir por la zona trasera y, ya en plena oscuridad y por una zona con poco alumbrado, fue imposible dar con él.

En el interior de la casa, los agentes se encontraron con un panorama desalentador. El padre de Paulos tenía un pie completamente hinchado, con un esguince, presuntamente provocado por un pisotón de su hijo. También tenía la camisa hecha trizas y una herida sangrante en la cara. La madre también denunció que su hijo la había zarandeado.

La huida de Paulos no duró mucho tiempo y, ya por la mañana, la Policía Nacional lo localizó en la misma vivienda de la que se había escapado. Fue detenido y llevado a los calabozos de la Comisaría. Está previsto que hoy preste declaración judicial.

Con antecedentes

Ya llueve sobre mojado en la vivienda de la parroquia de Cea. Paulos ya pasó años en prisión por acuchillar a su padre. Cinco meses después de salir, en mayo, su atrincheramiento movilizó a los GEO, aunque no intervinieron.

Aquel episodio se desencadenó después de que el hijo de Paulos, menor de edad, escapase de su padre y se refugiase con sus abuelos, que llamaron a la madre del niño, quien puso una denuncia. Cuando los agentes acudieron a la zona, Paulos se encerró en la vivienda, obligando a sus padres a confinarse también. No fue hasta dos días después cuando se entregó, tras negociar con la Policía Nacional, en colaboración con su abogado. Tras pasar a disposición judicial, el vecino de Cea quedó en libertad con cargos. Desde el Juzgado precisaron que estaba investigado por delitos de malos tratos en el ámbito familiar, amenazas y resistencia a la autoridad. Asimismo, el juez ordenó la suspensión del régimen de visitas respecto a su hijo y la prohibición de aproximarse a menos de 50 metros de éste y de sus padres. Al menos la última parte, no la cumplió. l

Comentarios