Diez miembros de la Xunta Xeral dimiten y abocan a la Cofradía de Carril a una Gestora

Según el reglamento la Consellería do Mar debe tomar las riendas y constituir una Gestora

Vuelven las aguas turbulentas a la Cofradía de Carril. Un total de diez miembros de la Xunta Xeral presentaron ayer por escrito su dimisión abocando así al Pósito a la disolución de sus órganos de gobierno y al nombramiento de una Gestora que rija a la entidad hasta la convocatoria de elecciones. Los miembros que firmaron el escrito de dimisión son mariscadoras de a pie y también dos parquistas. Estas diez dimisiones –sumadas a tres que ya se habían realizado anteriormente– hacen un total de 13 de 25, lo que obliga a la disolución de la Xunta Xeral. De esta forma José Luis Villanueva perdería la condición de patrón mayor.


Los dimitidos justifican su decisión alegando una “degradación constante y permanente que se viene haciendo de la imagen, honorabilidad y dignidad de la cofradía de pescadores, de sus órganos de gobierno colegiados y de todos los profesionales que la componen”. Los principales dardos van dirigidos a la figura del patrón mayor, con el que las relaciones non han sido buenas desde hace ya muchos años. Lamentan y critican que él –que es el que debe representar a la Cofradía– debería hacerlo “alejado de constantes denuncias, querellas, sentencias, penales y vulnerabilidad de los derechos de los trabajadores”. Y es que pese a que la propia Fiscalía pedía su absolución, José Luis Villanueva se sentaba esta misma semana en el banquillo por un asunto de falsedad documental.


Los dimitidos aseguran que su decisión es “irrevocable”, de ahí que será ahora la Consellería la que deba actuar en el proceso. Los plazos que se manejan son cinco días para que la Cofradía comunique la situación a la administración, que se disuelvan los órganos y después un máximo de quince días para fomar la Gestora previa a la convocatoria de elecciones.


Dado que el Decreto que regula el funcionamiento de las cofradías en Galicia contempla la convocatoria de elecciones a la renovación de órganos en todos los pósitos para finales de este año lo más previsible es que ya se dejen para ese momento los comicios en Carril. En todo caso es algo que debe decidir y dictar la Consellería do Mar una vez reciba la notificación de las dimisiones ejecutadas ayer.


Lo cierto es que no es la primera vez que en la Cofradía de Carril se viven dimisiones en cascada siendo patrón mayor José Luis Villanueva y que derivan en la disolución de los órganos de gobierno. La última fue en el año 2017 y fue -también– a causa del cisma entre Villanueva y la agrupación de marisqueo a pie con desacuerdos muy evidentes.


Ahora se consuma el divorcio entre los críticos con Villanueva y su equipo a la espera de que la Consellería do Mar tome las riendas de la Cofradía, nombre una Gestora y sea esta la que tome las decisiones que haya que tomar durante los próximos meses a la espera de elecciones.

Diez miembros de la Xunta Xeral dimiten y abocan a la Cofradía de Carril a una Gestora

Te puede interesar