miércoles 2/12/20

La dirección nacional designará una gestora para CCOO en Arousa

La marcha de la parte de la ejecutiva vinculada a Celia Iglesias y Ramón Bueno deja sin mandos el sindicato

Comisiones Obreras seguirá en marcha, con sus actos y protestas, y dirigido temporalmente por una gestora | g.s.
Comisiones Obreras seguirá en marcha, con sus actos y protestas, y dirigido temporalmente por una gestora | g.s.

La dirección nacional de Comisiónes Obreiras en Galicia nombrará una gestora para hacer frente al vacío de poder que deja la parte de la ejecutiva que decidió presentar su dimisión hace unos días.

El equipo de Ramón Sarmiento, secretario xeral de CCOO, enviará a un miembro de la ejecutiva nacional a Vilagarcía. Es previsible que otro miembro de la agrupación comarcal forme parte de la gestora.


Esta fórmula se mantendrá hasta la celebración de un nuevo congreso que, con las elecciones municipales a la vuelta de la esquina, no se prevé que sea pronto. En cualquier caso, cuentan con un plazo de un año para sentar las bases del proceso del que saldrá una nueva ejecutiva, la tercera en menos de 24 meses.


El sindicato, con una amplia trayectoria y representación en la comarca, continuará funcionando y atendiendo a los afiliados, que contarán asimismo con el asesoramiento de sus respectivas federaciones.

En los próximos días comenzarán a darse los pasos de cara a la configuración de la gestora que se encargará de controlar el funcionamiento de la agrupación arousana y de dar los pasos para el congreso.

Enfrentamiento abierto 
La hasta entonces secretaria local, Celia Iglesia, y los miembros de su equipo que formaban parte de la ejecutiva, Ramón Bueno, Ricardo Álvarez, Ángel Ojea, Mercedes Galeano y Consuelo Somoza, anunciaron por mail a los afiliados que presentaban la dimisión de sus cargos. Es la segunda vez en menos de un año que Iglesias dimite de la Secretaría Local de CCOO Arousa. Ya en marzo siguió el mismo modus operandi, alegando exactamente los mismos motivos que en esta ocasión: La falta de apoyo del sindicato nacional. La sorpresa llegó cuando pocos meses después, y sin que ninguna circunstancia cambiase, buena parte de los dimitidos decidieron presentarse de nuevo a los mismos cargos en el Congreso que se celebró en julio y que ganaron, regresando a la ejecutiva. Ahora dimiten acompañados por Ramón Bueno, que ocupaba el cargo de adjunto a la secretaria local. En realidad, la situación de Bueno se encuentra tras el enfrentamiento abierto entre sus afines y la dirección nacional, tras su inhabilitación motivada por una condena por falta de coacciones y malos tratos.

Comentarios