sábado 5/12/20

La familia Lantero anuncia medidas contra Ravella por incumplir el convenio

El Concello no llevó a cabo su parte de acuerdo firmado en 2004, que permitió el traslado de la fábrica al polígono.

La familia Lantero, propietaria de los terrenos de Rosalía de Castro en los que antiguamente se ubicaba la fábrica, anuncia medidas contra el Concello de Vilagarcía por los “incumplimientos reiterados” del convenio urbanístico firmado en 2004 .

El acuerdo, que permitió el traslado de la fábrica al polígono de O Pousadoiro, contemplaba la puesta en marcha de una urbanización de viviendas en forma de U y con una altura de 2,7 metros por metro edificable.

Los propietarios cumplieron con su parte llevando a cabo el traslado al polígono industrial en 2009. Esta medida permitió aliviar, con mucho, el paso de tráfico pesado por un vial que constituye uno de los principales accesos al municipio. Sin embargo, la recompensa no llegó por parte del Concello.

El convenio urbanístico fue aprobado en octubre de 2004 por el Pleno de la Corporación. Los votos favorables del PSOE, entonces en el gobierno, y de IVIL, así lo permitieron. Mientras que BNG y PP se abstuvieron y Esquerda Unida, el más crítico, votó en contra. En cualquier caso, todo quedó en “papel mojado”.

Durante los siete años siguientes, con los socialistas en el ejecutivo hasta 2011, la revisión del Plan Xeral de Ordenación Municipal no se llevó a cabo, por lo que no se pudo desarrollar el convenio de Lantero. Ya con el PP y Tomás Fole en Alcaldía se realizó una propuesta de revisión del Plan Xeral. Incluso llegó a presentarse, pero nunca se le dio tramitación. El regidor conservador confesó en un Pleno, ya con su mandato a punto de expirar, que el documento no podía salir adelante al contar con la oposición de la Xunta, como así se lo hicieron saber en el departamento correspondiente tras una consulta “informal”.

Alegaron desde la administración autonómica que el convenio de Lantero incumplía la Ley del Suelo, al contemplar una edificabilidad casi tres veces mayor a la permitida. Con la llegada de nuevo de los socialistas al sillón de Ravella la revisión del PXOM se retomó, aunque con algunas trabas en el camino, debido a la compra de la empresa redactora por parte de un grupo chino. Vinculada a O Ramal Ahora el documento se encuentra en tramitación. La propuesta que contempla para la finca de Lantero es bastante diferente a la que se recoge en el acuerdo aprobado hace más de catorce años.

La finca de Rosalía de Castro aparece vinculada a la de O Ramal, y pierde siete décimas de altura al pasar de 2,2 a 2,05 por metro edificable. Además, en este mismo solar se reserva espacio para que la Autoridad Portuaria ponga en marcha su hotel. A cambio, las cesiones que se le exigían a los propietarios de los terrenos en Rosalía de Castro computan en la finca de O Ramal, donde los socialistas tienen previsto poner en marcha una zona de ocio y disfrute para pasear y disfrutar de conciertos al aire libre. La propuesta parece que no convence a la familia Lantero, que denuncia incumplimiento del acuerdo.

Comentarios