viernes 23/10/20

La firma Urtain Lider compra las naves de la empresa Cedonosa por 300.000 euros

La firma Urtain Lider es ya la nueva propietaria de las naves de la antigua Cedonosa, en Catoira.

Las instalaciones de la antigua Cedonosa llevan años abandonadas | d.a.
Las instalaciones de la antigua Cedonosa llevan años abandonadas | d.a.

La firma Urtain Lider es ya la nueva propietaria de las naves de la antigua Cedonosa, en Catoira. Un total de 300.000 euros es la cantidad que esta empresa ha pagado por hacerse con unas instalaciones que llevan años abandonadas y que, en su día, llegaron a tasarse en más de siete millones de euros. El lugar en el que se ubican las naves tiene una superficie aproximada de cuatro hectáreas y el propietario ha conseguido hacerse con el terreno por unos 8 euros el metro cuadrado. Una ganga teniendo en cuenta que cualquier superficie forestal, por poner un ejemplo, no se expropia por menos de 15 euros el metro.
Urtain Lider no es una firma consagrada en el mercado, de ahí que se crea que es una herramienta legal de compra detrás de la cual se encuentra una empresa mucho más potente.
Una gran deuda
Hay más. La nueva propietaria de la empresa de Catoira asume con la compra una deuda de casi tres millones de euros que estaba pendiente de pago con los bancos, no se sabe si mediante algún tipo de acuerdo o saldándola directamente. 
Cabe recordar que tanto las naves como el terreno de 60.000 metros cuadrados que las rodean fueron sometidos a subasta pública en agosto de 2013 por un importe base de 6,2 millones de euros. En aquel momento también se subastaba la marca, Ferrogrés, por un importe de 300.000 euros. Nadie pujó ni por las instalaciones ni por un símbolo que contó con mucho prestigio en el mercado de la construcción durante muchísimos años. Ya en aquel entonces la administración concursal reconocía que dadas las circunstancias actuales del mercado, era muy difícil encontrar un comprador para Cedonosa. Ahora, casi cuatro años después, ha aparecido. Eso a pesar del escollo importante que supone la deuda con dos entidades bancarias.
El suelo es industrial
Al menos por el momento la condición del suelo en el que se ubican las naves de la antigua Cedonosa tiene la calificación de industrial, de ahí que solo pueda acoger (salvo cambios en el Plan Xeral de Ordenación Municipal) una actividad económica similar a la que ya se realizaba hace años.
      Lo cierto es que Cedonosa fue, en su día, una empresa puntera en el sector de la cerámica. Su plantilla llegó a tener unos 700 trabajadores y era el motor económico no solo del pequeño municipio de Catoira, sino incluso de otros aledaños de donde llegaba gente para trabajar en sus instalaciones. Fue en marzo de 2009 cuando los últimos 85 trabajadores de la factoría eran despedidos tras un durísimo conflicto laboral con expedientes de regulación de empleo, suspensión de pagos y concurso de acreedores llenando los capítulos de la historia de esta emblemática firma.
     Las naves están totalmente abandonadas, acumulando polvo y a la espera de un futuro que, de momento, es incierto. l

Comentarios