domingo 29.03.2020

Fole apoya el recorte presupuestario en las directrices de la Intervención

El alcalde de Vilagarcía, Tomás Fole, y el concejal de Economía e Facenda, José Manuel Pardal, presentaron ayer el documento de los presupuestos que se debatirá mañana en Pleno y que ya se ha ido desgranando y analizando a lo largo de toda esta semana.
José Manuel Pardal y Tomás Fole en la presentación del Presupuesto	e. moldes
José Manuel Pardal y Tomás Fole en la presentación del Presupuesto e. moldes

Responsable, riguroso y austero. Con estas palabras definía ayer Tomás Fole el informe de los presupuestos que han marcado la actualidad municipal a lo largo de toda esta semana. El regidor municipal ratificó las cifras que ya se habían desgranado estos días y apoyó su discurso en el informe de Intervención “que demuestra que estamos haciendo las cosas bien”. Fole destacó que “este no es un informe político, sino que está basado en datos técnicos y económicos”. Y es que esta semana al ejecutivo local le han llovido críticas por parte de los partidos de la oposición que lo acusan de presentar un presupuesto “maquillado”. Fole insistió a que “la herencia que nos dejaron nos obliga a hacer un ajuste en diez años y llevar a cabo un saneamiento progresivo a largo plazo”.

En esta línea recalcó que “estamos en una situación de crisis, con menos ingresos y con una pérdida de consumo por lo que tenemos que ser prudentes y previsores”. Y es que el concejal de Economía explicó que es precisamente la Ley de Ajuste Presupuestario la que impide fijar en el documento cantidades demasiado futuribles que luego no puedan llegar a cumplirse. De hacerlo, podría repercutir negativamente en las cuentas municipales del próximo año.

Apela de nuevo
a la “herencia envenenada” y dice que “estamos solos ante el peligro”

Fole incidió en que “es la primera vez que un gobierno basa sus presupuestos en un informe de la Intervención, como debe ser”. El alcalde también reseñó que “hemos cumplido el compromiso de presentar el informe en tiempo y forma y aún así estamos solos ante el peligro emulando esa famosa película”.

José Manuel Pardal destacó los datos positivos que se han registrado tras el también austero presupuesto del año 2012. “Hemos reducido en 2,5 millones de euros las facturas pendientes de pago. Además a finales de 2011 había facturas de 1,6 millones pendientes de aprobación y en este mismo período esa cantidad se ha reducido hasta 114.000 euros”, recalca. Eso sí, todos estos movimientos sujetos tanto al Plan de Ajuste como al de Saneamiento obligaron a Ravella a entrar en varios préstamos que obligan a ser pagados en un plazo de diez años, con todo lo que ello implica. Sin embargo, Fole insiste en que no hay otra fórmula y recuerda que los compromisos que en su día se adquirieron con las entidades sociales para destinar a esta área los ingresos del IBI han tenido que ser arropados en parte al tener que utilizar esta cantidad para el pago de la deuda, al “disminuir los ingresos previstos”.

En esta línea recordó que las exigencias del Gobierno central a los concellos son ahora mucho mayores y que “hay que cumplir unos parámetros”. Advirtió además que la “previsión del Plan de Saneamiento en las tasas para la subida era de un 3,10% y para no sangrar tanto al ciudadano se ha decidido aumentar solo un 2,2%”. Y es que, una vez más, Fole recordó que “si vamos conteniendo las subidas del IPC llegaría un momento en el que no podríamos hacer frente a los servicios básicos que son fundamentales para que un Concello funcione”.

Comentarios