jueves 19.09.2019

La Fundación ya vendió 23 bienes incautados a narcos, con un precio medio de 6.800 euros

La entidad firmó ayer un convenio con la Dirección Xeral de Xustiza, que aporta 15.000 euros a este servicio
Manuel Couceiro y Juan José Martín firmaron la renovación del convenio | mónica ferreirós
Manuel Couceiro y Juan José Martín firmaron la renovación del convenio | mónica ferreirós

La Fundación Galega contra O Narcotráfico ya vendió un total de 23 vehículos (22 turismos y un camión) incautados durante operaciones contra las mafias que trafican con estupefacientes. Es el balance de un servicio de decomiso que comenzó a funcionar en 2016 y que sigue dando pasos. Ayer mismo, renovó el convenio que mantiene con la Consellería de Vicepresidencia, a través de la Dirección Xeral de Xustiza, y por el que se dota a la entidad de 15.000 euros para que siga buscando una salida a los artículos decomisados.


Evitar la depreciación de los bienes es el objetivo de este servicio. De eso sabe mucho el director xeral de Xustiza, Juan José Martín, que explicó que cuando trabajaba en el juzgado de Vilagarcía vio como los gastos del taller eran superiores al precio alcanzado en la subasta de un vehículo.

Los bienes objeto del servicio son, principalmente, vehículos, embarcaciones, equipos informáticos y de telecomunicaciones, caracterizados por su rápido deterioro y pérdida de valor que, a través de esta herramienta, serán vendidos o asignados, en algunos casos, a causas sociales.


Entre las ventajas de este procedimiento, incidió el presidente de la Fundación, Manuel Couceiro, se encuentra la agilización del funcionamiento de la administración de la justicia; facilitar la labor de los cuerpos y fuerzas del Estado; ahorrar costes derivados del depósito y depreciación de los decomisos; aumento de ingresos para la administración y efecto ejemplarizante y disuasorio frente a las organizaciones criminales de tráfico de drogas.

Una iniciativa pionera
El acuerdo permite prestar información y apoyo a los juzgados gallegos al poner a su disposición un servicio prestado conjuntamente con el Colexio de Procuradores de A Coruña, donde se guardan físicamente los bienes.

Martín destacó que Galicia fue “pioneira” en la puesta en marcha de este servicio tras los cambios en la legislación que así lo permitieron. Todo el proceso se realiza bajo una estricta supervisión judicial y no es posible nunca sin la autorización del magistrado.


El presidente de la Fundación, Manuel Couceiro, pidió el apoyo de los partidos políticos, sindicatos y de la sociedad para evitar que “os inimigos da vida saudable non den esa imaxe de Arousa”.

Couceiro y Martín destacaron la importancia de “golpes” como el que se produjo estos días en Arousa e incidieron en la necesidad de seguir trabajando en el servicio de decomiso, para que los jóvenes dejen de percibir como algo positivo y ventajoso el narcotráfico.

Dos subastas en marcha
El servicio de decomisos de la Fundación gestiona en la actualidad 26 bienes y ya logró vender 23, con lo que alcanzó una suma total de 157.244,13 euros. El precio medio de los vehículos que salen a subasta es de 6.836,70 euros, aunque el valor más alto se alcanzó con un Porsche Panamera, que fue vendido en subasta por 35.001,12 euros. Además, 19 incautaciones fueron devueltas a sus propietarios por diversas circunstancias. El valor conjunto de los bienes que están ahora mismo en manos de la Fundación es de 78.000 euros. Son 22 turismos, un camión, una motocicleta, un barco y útiles que proceden de las unidades judiciales de Vilagarcía, Vigo, Lugo, A Coruña, Santiago, Lugo, Ourense, Betanzos, Cangas, Porriño, Madrid y Cataluña. Ya hay dos pujas en marcha en la web www.subastaprocuradores.com. El servicio tiene también un uso social, destinándose a entidades como Cáritas, Cruz Roja o para terapia con víctimas del 24. Son 24 las solicitudes hechas en este sentido.

Comentarios