domingo 05.04.2020

Cuatro generaciones de Rey reciben la Medalla de Oro a su tesón industrial

Vilagarcía reconoció ayer a una de sus industrias más importantes. Fundiciones Rey recibió, de mano del alcalde, la Medalla de Oro de la ciudad en la que llevan tres cuartos de siglo generando empleo y riqueza
Hijos y nietos del fundador Ramón Rey recogieron la Medalla de Oro y el diploma conmemorativo en un Pleno muy emotivo | mónica ferreirós
Hijos y nietos del fundador Ramón Rey recogieron la Medalla de Oro y el diploma conmemorativo en un Pleno muy emotivo | mónica ferreirós

El Pleno que se celebró ayer en Vilagarcía estuvo, por una vez, exento de debate, de polémicas y de cruce de acusaciones. La emoción fue la tónica en una sesión en la que se concedió la Medalla de Oro de la ciudad a una de las empresas más longevas, y también a una de las más queridas. Fundiciones Rey forma ya parte, para la eternidad, del cuadro de honores del Concello. Y lo hace por un “tesón” industrial que se ha transmitido de generación en generación, desde el abuelo fundador hasta los bisnietos que ya empiezan a asomarse a la gestión.

El Salón Nobre del Concello se quedó pequeño para acoger una sesión presidida por el alcalde, Alberto Varela, que fue también el encargado de abrir fuego con un discurso en el que puso de relieve el difícil contexto en el que Ramón Rey, “un home de Bamio de 41 anos de edad, con catro fillos que alimentar, decide poñer en pé un pequeno taller de función na rúa San Roque”.

Era una Vilagarcía distinta, de apenas 20.000 habitantes, en la que la electricidad no llegaba a todas las casas y Carmen Bóveda, la mujer de Ramón, recorría cada día el camino de Bamio a San Roque para llevar el almuerzo a su marido. Fue la implicación familiar la que sacó adelante Fundiciones Rey, recordó el alcalde, un espíritu que se ha mantenido durante 75 años. 

Varela dio la palabra al representante de la familia, Elías Cochón Rey, que también tuvo un recuerdo emocionado para sus abuelos y que rememoró todas las medallas de oro que vio nacer en la fábrica. El responsable comercial de la empresa hoy afincada en Rubiáns destacó la vinculación de Fundiciones Rey con “nuestra tierra brava”. Son, dijo Cochón, “75 años llevando a Vilagarcía por el mundo. La ciudad que nos vio nacer y a la que posicionamos entre las élites de nuestro sector”.

Una gran trayectoria 
Y es que, tal y como destacó el alcalde, mucho cambiaron los tiempos desde que “había que coller a area na praia de Compostela para facer o crisol” a una actualidad en la que Fundiciones Rey participa en proyectos de I+D+i. Tras la entrega de la medalla de oro, Luis Rey, gerente de la empresa, fue el encargado de firmar en el libro de honores del Concello, con un escrito en el que hizo valer el agradecimiento de la familia y de la plantilla a toda la Corporación.

Comentarios