Unos hombres encapuchados asaltan y agreden a Charlín y a un hijo en un posible ajuste de cuentas

La casa familiar de los Charlines en Vilanova de Arousa fue asaltada ayer por dos encapuchados que agredieron al patriarca, Manuel Charlín Gama, y a uno de sus hijos, Melchor Charlín Pomares.

Unos hombres encapuchados asaltan y agreden a Charlín y a un hijo en un posible ajuste de cuentas
Manuel Charlín Pomares, el quinto hijo del patriarca y más conocido como “Manoliño”, se encaró y agredió a periodistas que esperaban frente a la casa de Charlín Gama | gonzalo salgado
Manuel Charlín Pomares, el quinto hijo del patriarca y más conocido como “Manoliño”, se encaró y agredió a periodistas que esperaban frente a la casa de Charlín Gama | gonzalo salgado

La casa familiar de los Charlines en Vilanova de Arousa fue asaltada ayer por dos encapuchados que agredieron al patriarca, Manuel Charlín Gama, y a uno de sus hijos, Melchor Charlín Pomares. Ambos tuvieron que ser atendidos en el Hospital do Salnés debido a la gravedad de sus heridas y manifestaron a las autoridades policiales que los asaltantes tenían acento sudamericano y estaban buscando dinero. Sin embargo, los investigadores no descartan que el verdadero motivo sea un ajuste de cuentas por su relación en el pasado con el narcotráfico. 

Según la primera reconstrucción, los hechos ocurrieron sobre las nueve de la mañana cuando dos hombres con la cara cubierta y armados, según algunas fuentes, se presentaron en el chalé de la calle Xesteira ocupado en ese momento por las víctimas y la actual pareja del patriarca, que consiguió ponerse a salvo. Todo sucedió en unos pocos minutos y cuando los agresores se fueron, se cree que en un coche de gran tamaño, Melchor Charlín salió al exterior para pedir ayuda. 

Auxilio
El hombre presentaba una brecha en la cabeza por la que sangraba abundantemente, mientras que su padre, de 86 años, también había recibido un golpe en la cabeza y otros en el costado. Así se los encontró una patrulla de la Policía Local de Vilanova, que fue la primera en llegar al lugar. Según fuentes próximas al caso, los agredidos contaron que los asaltantes “les iban a robar dinero” y que tenían acento sudamericano. Los agentes realizaron una primera inspección de la vivienda y comprobaron si los autores se encontraban en las inmediaciones. Posteriormente llegaron varios coches de la Guardia Civil, que ha asumido las diligencias para esclarecer los hechos y encontrar a los autores. 
Los investigadores tienen abiertas varias líneas de investigación como la del robo, pero tampoco descartan un posible ajuste de cuentas debido a la histórica vinculación de esta familia con el tráfico de estupefacientes. Manuel Charlín estuvo considerado como uno de los mayores narcotraficantes y en 2010 salió de prisión tras dos décadas entre rejas; mientras que Melchor también tiene en su haber condenas por tráfico y blanqueo. 

Ingreso hospitalario
Hasta el chalé también se desplazó una ambulancia del 061 que trasladó a ambos al Hospital do Salnés, en Vilagarcía de Arousa. El patriarca recibió el alta hospitalaria pasada la una de la tarde debido a su buena evolución y tras ser atendido por contusiones y traumatismos. Por su parte, su hijo, de 56 años, quedó ingresado en observación en el servicio de urgencias pendiente de evolución. Presenta lesiones graves, pero está fuera de peligro y su pronóstico es reservado, según fuentes sanitarias. 


Charlín Gama fue recogido en el centro sanitario de Ande por familiares que lo trasladaron a la vivienda de Xesteira a donde llegaron en tres vehículos diferentes. Uno de ellos dejó al patriarca en el interior de la finca y sus ocupantes, una de sus nietas y otra mujer, salieron posteriormente y se enfrentaron a los periodistas que se habían concentrado en el lugar. El quinto descendiente de Charlín, Manuel, más conocido como “Manoliño”, se encaró igualmente con los medios gritando, entre otras cosas: “Que dereito teñen a sacarme fotos?”. Todos ellos estaban visiblemente nerviosos y llegaron a agredir a dos reporteros gráficos y a una redactora de televisión a la que arrebataron el teléfono móvil y lo destrozaron lanzándolo fuertemente contra el asfalto. 

De nuevo famoso
Mientras tanto, el patriarca se refugió en el chalé en compañía de su pareja. El vilanovés ha vuelto a saltar a la fama con la emisión de la serie “Fariña”, inspirada en el libro homónimo que cuenta historias de los clanes del narcotráfico en la Ría de Arousa y su desarticulación con la operación judicial y policial Nécora, en los años 90. De hecho, hace justamente una semana salió en el programa posterior a la emisión de un capítulo para negar que golpease a sus hijos como se deja entrever en la ficción televisiva. 

El histórico narcotraficante estuvo privado de libertad durante dos décadas por varias condenas por tráfico de estupefacientes y blanqueo de capitales. Salió antes de prisión por la refundición de condenas, tenía 78 años y era muy habitual verlo hacer ejercicio por su pueblo natal. Durante sus años de actividad, la familia amasó una importante fortuna inmobiliaria que justificaba con premios ganados en la Lotería y otros orígenes lícitos. Sin embargo, el Estado embargó gran parte de sus bienes y los subastó al considerar que procedían del dinero del tráfico de drogas.