martes 25.02.2020

El ingreso de causas judiciales bajó un 32 % en Arousa y Caldas en 2016

Los juzgados arousanos y del Ulla-Umia ingresaron el pasado año un 32% menos de asuntos con respecto a 2015. La caída más acusada se produjo en los de jurisdicción penal, siguiendo la tendencia de descenso generalizada registrada

Vista de la fachada de los juzgados de la capital arousana | gonzalo salgado
Vista de la fachada de los juzgados de la capital arousana | gonzalo salgado

Los juzgados arousanos y del Ulla-Umia ingresaron el pasado año un 32% menos de asuntos con respecto a 2015. La caída más acusada se produjo en los de jurisdicción penal, siguiendo la tendencia de descenso generalizada registrada toda la comunidad autónoma y que obedece, en gran medida, a la entrada en vigor de la Ley 41/2015 que, entre otras cosas, establece que con carácter general no se remite a los juzgados de Primera Instancia e Instrucción los atestados policiales en los que exista autor conocido del delito denunciado.

Vilagarcía, la mayor carga
Así las cosas, los de Vilagarcía, Cambados, Caldas y Ribeira recibieron el pasado año un total de 18.124 casos, sumando asuntos de civil y penal, mientras que en 2015 la cifra ascendió a 26.819. La mayor carga de trabajo la registraron los tres de la capital arousana con 1.750 entradas, pero una capacidad de resolución elevada pues terminó el ejercicio con 1.807 resueltos. También los cambadeses destacan en este aspecto, con la entrada de 1.529 procedimientos y la resolución de 1.851; mientras que los caldenses y los ribeirenses saldaron el 2016 con más ingresados que resueltos: 912 frente a 743y 1.608 frente a 1.467, respectivamente.
Esto en cuanto a los procedimientos que no son de tipo penal, porque respecto a estos, entraron 12.335, destacando Vilagarcía y Ribeira con la mayor carga de trabajo (3.956 y 3.500, respectivamente); lo que contrasta con hace dos ejercicios, cuando la cifra ascendía a 18.679 casos. De hecho, fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia señalaron que esto tiene ver con esa modificación la Ley de Enjuiciamiento criminal, que también “tuvo reflejo en el número de asuntos resueltos por los tribunales, que descendió”. Asimismo bajó el número de asuntos civiles, pero aumentó el social y el contencioso, en un 1,6% y un 2,8% en Galicia.
Sin noticias de la cuarta sede
En los arousanos y del Ulla-Umia esta reducción es de un 32% y los datos proceden de la memoria del TSXG presentada ayer. En ella también se contempla la actividad de los juzgados con competencias de violencia de género, que entre todos, suman 43 asuntos de tipo civil ingresados directamente y 532 de tipo penal.
En el apartado de necesidades urgentes del informe ya no aparece la histórica demanda de crear un cuarto juzgado de instrucción en la capital arousana, pero sí otros datos como que el número 2 de la ciudad fue sometido una inspección de tipo ordinario, de la que no ofrece más datos.

Comentarios