viernes 4/12/20

La oposición insiste en la necesidad de “consenso” e insta a Ravella a dialogar

La guerra por el uso de los locales culturales no solo está abierta entre gobierno local y asociaciones, sino también con los grupos de la oposición. Todos ellos critican duramente las declaraciones vertidas por el edil de Cultura e insisten en conseguir el “consenso” del que tanto se habló en el Pleno

la oposición cree que el gobierno local debe rectificar y optar por el diálogo	g. salgado
la oposición cree que el gobierno local debe rectificar y optar por el diálogo g. salgado

La guerra por el uso de los locales culturales no solo está abierta entre gobierno local y asociaciones, sino también con los grupos de la oposición. Todos ellos critican duramente las declaraciones vertidas por el edil de Cultura e insisten en conseguir el “consenso” del que tanto se habló en el Pleno y que no parece haber existido a la hora de elaborar esta polémica ordenanza. Mientras que los colectivos vecinales ya han convocado un encuentro para el próximo día 5 a las ocho de la tarde en el centro social de Vilaxoán, los grupos de la oposición han empezado a actuar por su cuenta.

El PSOE pondrá en marcha una serie de reuniones con los citados colectivos para contribuir a la elaboración de un reglamento de uso más consensuado. Por su parte el BNG ya anunciaba ayer que presentará alegaciones al texto aprobado de forma inicial en la sesión plenaria del pasado lunes.

Los colectivos afectados se reúnen en una asamblea el día 5 en Vilaxoán

Lo que está claro es que a ninguno de los grupos políticos les han convencido las palabras de Fran González. El PSOE censura totalmente su actitud alegando que “despois de pasar polo ridículo de promulgar que estaba a facer unha proposta consensuada cos colectivos contribuíu nas súas últimas declaracións a incendiar a situación en vez de calmala”.

Una opinión que también comparten los nacionalistas que advierten que “ao mellor o problema non é do lector, senón da redacción do texto que, efectivamente, é moi ambiguo”.

Al Bloque también le ha molestado mucho que desde el gobierno local se haya dicho que “nós non aportamos nada para mellorar o regulamento cando non é así, porque puxemos cousas sobre a mesa das que só se nos tiveron en conta dúas”.

Pese a la polémica que está abierta en estos momentos, el PSOE considera que “o concelleiro aínda ten a ben modificar a súa actitude e intentar resolver os problemas que el mesmo creou pola vía do diálogo e seguro que atopará boas maneiras e boa vontade nos seus interlocutores”.

Desde Izquierda Unida son especialmente duros con la actitud del gobierno local. “Unha vez máis é unha medida de carácter ideolóxico da dereita máis reaccionaria e fascista que ordena e manda sen ter en conta a participación democrática”, apuntan.

Cabe recordar que Fran González insiste en que el texto aprobado es garantista de que las asociaciones están exentas de pago.

Comentarios