lunes 24.02.2020

Marineros alertan de la aparición en A Toxa de unos caracoles depredadores de marisco

La rápida propagación que está teniendo la Murex Brandaris en la zonas marisqueras de A Toxa preocupa a los marineros.  Estas pequeñas caracolas son verdaderos depredadores de los fondos marinos.

Caracoles pegados a una puesta de huevas	cedida
Caracoles pegados a una puesta de huevas cedida

La rápida propagación que está teniendo la Murex Brandaris en la zonas marisqueras de A Toxa preocupa a los marineros.  Estas pequeñas caracolas son verdaderos depredadores de los fondos marinos, carroñeros y carnívoros y se alimentan de otros moluscos bivalvos, especialmente berberechos y almejas. Por el momento las colonias de estas caracolas se encuentran focalizadas en la zona de O Bao porque su hábitat natural es el agua templada-cálida. Los marineros y mariscadores de la zona aseguran que “arrasan con todo o marisco e non queda nada”.
Y es que si bien su existencia  ya es conocida desde hace algunos años, su presencia se hace más notoria cuando ya el recurso está escaso como ocurre este año tras las riadas de este invierno.
Los marineros ya se han puesto en contacto con el CIMA tras encontrarse con varias puestas de huevas en áreas donde trabajan habitualmente e incluso les han facilitado muestras de las mismas.
El objetivo del centro es conocer la rapidez con la que se reproducen y el tiempo que tardan en eclosionar las huevas para tratar de controlar este tipo de caracolas.
En cuanto a la procedencia y el origen de estas caracolas que poco o nada tienen que ver con el ecosistema marino gallego, algunos estudios apuntan a que pudieron llegar a la Ría de Arousa entre las semillas de ostra procedentes de la zona del Mediterráneo. Forma colonias bastante numerosas en fondos arenosos y pedregosos, de menos de 100 metros de profundidad, cercanos a los rompientes de las olas y normalmente cubiertos de algas que crean una cama blanda sobre las rocas. Estas caracolas esperan hasta la primavera para reproducirse, introduciendo sus huevos en nidos blanquecinos y esponjosos.

"Cañaíllas"
Pese que a que en Galicia no se comercializan, la Murex Brandaris es muy apreciada en el Sur y su cotización puede alcanzar los quince euros por kilo. Las tonalidades que destacan en la cañaílla son marrón claro o amarillento en el cuerpo, anaranjado en la abertura y colores grisáceos o amarronados en la concha.

Comentarios