sábado 16/1/21

Mujeres maltratadas tuvieron que esperar entre 10 y 12 días para ir a una casa de acogida

Vilagarcía leerá hoy el manifiesto contra la violencia de género en Ravella y, por la tarde, habrá una concentración
Tania García y Julia Barbosa presentaron la campaña | josé luiz oubiña
Tania García y Julia Barbosa presentaron la campaña | josé luiz oubiña

El fin del confinamiento disparó los casos de víctimas de violencia de género que pidieron ayuda del Centro de Información á Muller de Vilagarcía. Así lo indicó su responsable, Julia Barbosa, que indicó que aunque las denuncias bajaron sobre un ocho por ciento durante este año, hay que tener en cuenta que entre marzo y mayo no hubo atención directa por lo que, en realidad, “a interpretación é que subiu”.

De hecho, durante el verano fueron cuatro las mujeres que solicitaron acudir a una casa de acogida. “É un volume como nunca se dira en Vilagarcía”, explica Barbosa. Una situación límite en medio de una pandemia y complicada por la lentitud administrativa. Y es que estas mujeres tuvieron que esperar entre diez y doce días en lugares intermedios, como hostales, para entrar en las casa de acogida. Antes, tuvieron que trasladarse a Pontevedra para hacer una PCR.

 La edil de Servizos Sociais, Tania García, reclama a este respecto tanto que las PCR se hagan en Vilagarcía como que se agilicen los trámites desde la Xunta de Galicia, administración responsable, para que el ingreso en las casas de acogida sea inmediato. “Moitas mulleres, nesas circunstancias, dan marcha atrás”, apunta Barbosa. La demanda llegará al Parlamento de la mano del diputado Julio Torrado.

Moción plenaria

En este sentido se pronuncian también desde Podemos- Marea da Vila, que registró una moción en el Pleno. La portavoz municipal, María de la O Fernández, señala que la tardanza en las casas de acogida es “algo especialmente grave, se temos en conta que estas mulleres veñen de tomar a decisión difícil de deixar o domicilio de convivencia e que a incerteza pode provocar que dubiden”. Podemos reclama en su moción que no se dé “nin un paso atrás” en la lucha contra la violencia machista. En este sentido, Verónica Hermida, responsable de feminismos de la formación a nivel local y autonómico, señala que, desde el inicio de la pandemia, las mujeres sufren “retrasos administrativos, problemas de conciliación ou situacións que afectan aos dereitos reprodutivos das mulleres”, denuncia esta última que hacen desde Embarazadas de Galicia y Asociación Galega de Matronas.

Por ello, desde Podemos reclaman juzgados especializados en violencia contra las mujeres, planes para facilitar al conciliación o ayudas específicas para la crisis. En el ámbito local, piden al Concello que se implique y ponga todos los recursos para visibilizar la situación. “As redes sociais son fundamentais para chegar ás mulleres novas e a moitas que descoñecen os recursos que teñen a súa disposición”, señala Hermida, que reclama al gobierno local que reactive “e coide a comunicación das actividades e recursos dos que dispón o CIM”.

Los actos

Vilagarcía no renuncia a reivindicar la lucha contra la violencia de género con un programa de actos que llevan tiempo trabajando con los centros educativos. Los colegios harán vídeos y fotografías de los actos que celebrarán hoy y se colgarán en las redes municipales. A las 12 horas en Ravella se procederá a la lectura del manifiesto por parte de mujeres de diversas edades y profesiones. A las 21 horas, el cineclub Ádega, en colaboración con el Concello, proyectará en el Salón García el documental “La Ola Verde”, sobre las movilizaciones para legalizar el aborto en Argentina. Será con reserva previa. Además, Vilagarcía se suma a la campaña de la Diputación “En Negro contra a violencia”, con reparto de carteles, mascarillas y paños.

Por otra parte, la asociación O Soño de Lilith convoca para las 20:30 horas una concentración en Praza de Ga.icia.

Las cifras

Las atenciones prestadas por el CIM de Vilagarcía desde enero fueron 1.396, de las cuales 535 fueron relacionadas con recursos, como ayudas, y 228 de carácter jurídico. Fueron 347 las mujeres atendidas en total, de las cuales 113 acudieron al CIM por primera vez, De estas nuevas usuarias, 35 tienen la cosndieración de víctimas de violencia de género .

Julia Barbosa advierte de que cada vez hay más jóvenes denunciando violencia de género. “Nós no servizo temos rapazas moi novas”, dice la responsable del CIM, que incide en que la comunidad educativa también lo avala.

Comentarios