jueves 26/11/20

Multitudinaria devoción por Santa Rita

Miles de personas abarrotaron ayer durante toda la jornada la capital arousana para conmemorar el día grande de Santa Rita, abogada de los imposibles.

Miles de personas abarrotaron ayer durante toda la jornada la capital arousana para conmemorar el día grande de Santa Rita, abogada de los imposibles. La de Casia no es patrona de Vilagarcía, aunque muchos lo crean así, puede presumir de ser la imagen con más devotos en kilómetros a la redonda. Y es que si hay una romería que consiga reunir a miles de personas y conjugue a la perfección lo religioso con lo profano, esa es la de Santa Rita.
Desde las cinco de la mañana romeros llegados de diferentes puntos de la comarca de O Salnés hicieron cola ante el templo ubicado en las inmediaciones de Vista Alegre para escuchar las misas cada hora. El momento culmen fue la procesión que partió a las ocho de la tarde del templo y que recorrió las principales calles del centro urbano con una riada de feligreses que quisieron honrar y acompañar a la santa en su día grande. La procesión puso el broche final a cuatro días de fiestas en las que no solo hubo religión, sino también música, gastronomía y folclore.
 

Jornada de fiesta
Aparte del apartado puramente religioso el entorno del convento de Vista Alegre se convirtió en un auténtico hervidero de gente y de vida. Las rosquillas, los churros, cerezas y todo un sinfín de puestos hicieron las delicias de los que disfrutan de las romerías de “toda la vida”. La calle Castelao y todo el paseo que discurre en torno al río de O Con fueron la prolongación de la fiesta con pulperías que estuvieron llenas desde media mañana y hasta bien entrada la noche. Y es que el fervor por el pulpo “á feira” es casi tan grande, a nivel gastronómico, como el que los devotos tienen por Santa Rita.


El tiempo ayudó
Lo cierto es que la climatología ayudó mucho a que la procesión y las fiestas de Santa Rita fueran todo un éxito. Desde primera hora de la mañana las terrazas se llenaron y el ambiente festivo se respiraba en cada esquina de Vilagarcía. Gran éxito tuvo la Feira Celta que permaneció los cuatro días en las inmediaciones del parque de A Xunqueira y que, junto a todo el entorno histórico de Vista Alegre, se convirtió en el epicentro de las actividades. Menos potencia tuvo este año el entorno del Miguel Hernández, con menos puestos de los que Santa Rita tiene acostumbrados a los vilagarcianos y a aquellos que llegan a disfrutar la fiesta desde otros puntos de la comarca.
Despliegue de emergencias
Con la intención de garantizar la seguridad, sobre todo en el templo y debido a las altas temperaturas y al mogollón de gente que se acumula en el entorno del convento, se instaló un hospital de campaña justo a las puertas de la iglesia de Santa Rita. El equipo del servicio de emergencias y Protección Civil trabajó intensamente desde primera hora de la mañana para atender a aquellas personas que pudiesen necesitarlo.
La jornada transcurrió con normalidad y no se lamentaron incidencias de importancia.
El momento con mayor cantidad de personas aglutinadas en torno al convento fue minutos antes del inicio de la procesión. La imagen de la santa estuvo acompañada por las gaitas y también por la Banda de Música de Vilagarcía. Entre las autoridadse solo estaban el portavoz del PP en Vilagarcía, Tomás Fole, y las dos concejalas conservadoras Rocío Llovo y Elena Suárez.
Santa Rita se despide ya hasta el año que viene. La próxima cita festiva multitudinaria será en San Roque, aunque esta ya tiene un calado mucho más profano por todo lo que rodea a la Festa da Auga. “Santa Rita é máis nosa”, decían ayer en Vista Alegre.

Comentarios