Miércoles 19.06.2019

Una nueva unidad del Ejército se sumará a la campaña contra incendios de Galicia

Responsables del Estado, de la Xunta y de los concellos supervisaron un simulacro de fuego de nivel 2 en Xiabre

Los medios simularon un incendio de nivel 2 en el monte Xiabre, similar al acontecido en este mismo enclave en el año 2016 | mónica ferreirós
Los medios simularon un incendio de nivel 2 en el monte Xiabre, similar al acontecido en este mismo enclave en el año 2016 | mónica ferreirós

Una nueva unidad del Ejército se incorporará en breve a los medios con los que cuenta Galicia para la vigilancia, control y extinción de los incendios forestales. Así lo comunicó ayer la subdelegada del Gobierno en Pontevedra, Maica Larriba, que junto al director de Axega, Santiago Villanueva, y otros cargos de las administraciones estatal, autonómica y local supervisaron un simulacro de un incendio de nivel 2 realizado en el monte Xiabre.

Tal y como explicó Larriba esta nueva unidad se sumará a los medios ya existentes en la comunidad autónoma para este tipo de sucesos y desgranó que durante todo el año hay dos hidroaviones con capacidad de 5.000 litros de descarga; una brigada de refuerzo forestal con dos cuadrillas operativas y una veintena de miembros; cuatro equipos de protección integral ubicados en Ponteareas, Noia, Lugo y Ourense y un montacarga en tierra con capacidad de 3.100 litros con un helicóptero disponible para el transporte de las brigadas a cualquier punto de la comunidad.

Larriba incidió en el trabajo de vigilancia de la Brilat al que se sumará en breve la citada nueva unidad de emergencias.

Gran despliegue
Tanto Maica Larriba como Santiago Villanueva destacaron la coordinación como clave para el éxito a la hora de hacer frente a un incendio de nivel 2. ¿Qué significa un incendio de nivel 2? Pues, tal y como ayer aclararon los políticos, es aquel que amenaza no solo a bienes forestales, sino que también pone en riesgo la vida de las personas o de las viviendas. Villanueva puso como ejemplo el incendio de Xiabre del año 2016 en el que las llamas casi alcanzan casas de Castroagudín y acariciaron las naves del polígono de O Pousadoiro. “Con este tipo de simulacros buscamos mejorar el engranaje que hay y detectar posibles fallos que pudiésemos tener a la hora de enfrentarnos a incendios forestales. En el año 2016 en Xiabre hubo amenaza para las casas y en esta prueba se simuló el confinamiento y se establecen las pautas de como se procedería al desalojo de las viviendas en caso de que fuese necesario”, manifestó el responsable autonómico.

En un incendio de nivel 2, con amenaza directa a las viviendas, el propio Villanueva destacó que se requiere movilizar no medios propiamente habilitados para la lucha forestal, sino también aunar fuerzas del Estado, de la Xunta de Galicia y también de las administraciones locales. En el punto de control del simulacro instalado en el aparcamiento del polígono de O Pousadoiro estuvieron, de hecho, representantes de los gobiernos de Vilagarcía con el edil Lino Mouriño y de Caldas con el alcalde, Juan Manuel Rey. También los respectivos jefes de la Policía Local de ambos ayuntamientos.

La celebración del simulacro coincidió, como así recordó Maica Larriba, con la conmemoración del Día Mundial do Medio Ambiente y la responsable destacó “a importancia dos nosos bosques na calidade do aire”.

Comentarios