viernes 10.04.2020

Un nuevo caso ingresa en el Hospital y recibe el alta el transportista de Meis

Los usuarios del albergue en Fexdega contarán con actividades de animación a partir de mañana
El Hospital do Salnés cuenta con un nuevo ingreso por coronavirus. Las mascarillas están al orden del día | m. ferreirós
El Hospital do Salnés cuenta con un nuevo ingreso por coronavirus. Las mascarillas están al orden del día | m. ferreirós

El área sanitaria de Pontevedra- Salnés mantiene activos, en estos momentos, un total de 112 casos de contagio por coronavirus,   29 más que en la jornada anterior, según los datos ofrecidos desde el Servizo Galego de Saúde. Dos de ellos se encuentran ingresados en el Hospital do Salnés, uno de ellos la mujer septuagenaria en contacto con gente que había estado en Madrid y otro un paciente que ingresó ayer y sobre el que no han trascendido más datos.  

Otros casos de la comarca que también dieron positivo en coronavirus fueron trasladados a Montecelo, donde hay 22 hospitalizados, la mayor parte en planta salvo uno que se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Precisamente del centro hospitalario pontevedrés salió ayer el transportista de Meis que fue el primer caso detectado en la provincia. El hombre, de 45 años de edad, llevaba unas dos semanas hospitalizado tras un viaje a Madrid por motivos laborales. En la última prueba que le realizaron dio negativo en coronavirus.

Por lo demás, son 87 los casos que permanecen aislados en sus domicilios o centros. Preocupa especialmente el positivo detectado en el asilo de Caldas. Las residencias hacen hincapié en las dificultades para llevar a cabo los aislamientos en sus instalaciones y piden su evacuación.

También preocupa, por su posibilidad de contagio, el brote detectado en el centro de salud de San Roque, que habría afectado a media docena de trabajadores, al menos por el momento, de diversos departamentos, como Administración, Medicina o Enfermería. La Brilat llevó a cabo las tareas de desinfección.

Medidas en Atención Primaria
La gerencia del área sanitaria, por su parte, acordó con los Concellos diversas actuaciones asistenciales y organizativas conjuntas para gestionar la crisis por la pandemia del Covid-19. En primer lugar, se ordenó la suspensión de programas de cribado y de los controles de aquellos pacientes crónicos que permanecen clínicamente estables.

Además, desde el área sanitaria instan a la conversión de todas las consultas de demanda en citas telefónicas. De esta manera, el personal facultativo de los centros de salud contactarán con los pacientes, para clarificar si es necesario el desplazamiento. Además, el Sergas instalará un punto de triaje en la puerta de varios centros de salud. En caso de necesitar atención, los pacientes serán derivados a la sala de consultas pertinente. 

En el caso de los que presenten síntomas compatibles con coronavirus, serán atendidos en el espacio preventivo habilitado en los centros de salud.

Asimismo, cada servicio trasladó la propuesta de posponer actividades como gimnasia maternal, fisioterapia y odontología no urgente, medidas apoyadas por el Sergas. 

En el centro de salud de San Roque, los pacientes que toman sintrom y precisan acudir para la pauta, serán atendidos en un espacio aislado específico.

La  gerencia del área sanitaria se coordina con las administraciones locales, que refuerzan la limpieza de los centros  de salud y facilitan, en caso de ser necesario, espacios y locales municipales para distintos usos en el tiempo que dure la pandemia. 

En el caso de Cuntis, también puso a disposición del centro de salud un equipo de Protecicón Civil, que en la puerta de los centros informa a los pacientes del plan a seguir. El Consistorio también difundirá diversas recomendaciones a los ciudadanos.

Infracciones y multas
La Policía Local de Vilagarcía ya tramitó nueve denuncias por incumplimiento de la orden de confinamiento. Tras unas primeras jornadas informativas, los agentes ya iniciaron expedientes que fueron derivados a Subdelegación, que decidirá la sanción. El Concello recuerda la necesidad de evitar al picaresca: En los vehículos solo puede ir el conductor, salvo en casos de personas dependientes, niños o alguien que va a un centro sanitario; el paseo del perro debe hacerse en el entorno del domicilio y por tiempo razonable. Durante la jornada del viernes se volvieron a registrar quejas por el exceso de volumen de la música, pero al ser advertidos se bajaron los decibelios.

Por otra parte, el albergue para personas sin hogar comenzó a funcionar en la tarde noche del viernes. Los usuarios cumplen con las normas y cuentan con material para entretenerse, como pasatiempos, libretas y bolígrafos. A partir de mañana, habrá también actividades de animación dirigidos por los técnicos del SPAD. Ravella sigue atendiendo también con normalidad a los 40 usuarios del SAD. EN caso de manutención, los pedidos se gestionan directamente a través de los supermercados.

Comentarios