• Miércoles, 20 de Junio de 2018

Obituario | Adiós a Manuel Suárez, el duende de los trenes

Manuel Suárez tenía tres pasiones: La música, la historia y los trenes. Fueron estos los tres pilares de una vida que se truncó ayer a causa de una larga enfermedad. En el mundillo de la farándula musical a Manuel Suárez se le conocía como Manuel Lassa o como Lassa, el cantante de Los Duendes.

Obituario | Adiós a Manuel Suárez, el duende de los trenes
Manuel Suárez en un acto celebrado en el Auditorio de Vilagarcía |
Manuel Suárez en un acto celebrado en el Auditorio de Vilagarcía |

Manuel Suárez tenía tres pasiones: La música, la historia y los trenes. Fueron estos los tres pilares de una vida que se truncó ayer a causa de una larga enfermedad. En el mundillo de la farándula musical a Manuel Suárez se le conocía como Manuel Lassa o como Lassa, el cantante de Los Duendes, un grupo que junto a otros nombres célebres en Vilagarcía como el de Manuel Galván, lo llevó a codearse con estrellas como Conchita Márquez Piquer o con Peret allá por los años 60. Lassa era la voz de esta formación mítica para todos aquellos que vivieron los 60 y los 70 y también componente de otro de los grupos más emblemáticos del panorama artístico gallego, Los Tamara.
La pasión que Manuel Suárez ponía en la música la ponía también en el mundo del ferrocarril. Aquellos que lo conocían saben que su relación con los trenes era de devoción absoluta, como de dos piezas indivisibles. De hecho no hace tanto que aplaudía la iniciativa de reconvertir el viejo trazado ferroviario en la futura Vía Verde. Lo suyo era escribir de trenes y hablarle a los que querían escucharlo pues, también, de trenes. De hecho fue uno de los impulsores de la creación del Museo do Ferrocarril a través de la asociación Amigos do Ferrocarril.
Durante años tuvo una sección fija en el Suplemento Cultural de Diario de Arousa en la que disertaba del ferrocarril y de los pedacitos de historia de Vilagarcía. Además de su faceta como músico y cantante también trabajó en el Concello de Vilagarcía, en el departamento del Arquivo Histórico Municipal. Hoy será enterrado en el cementerio de Rubiáns tras los actos litúrgicos en la iglesia de Santa Eulalia. l