viernes 10.04.2020

La obra de la vilaxoanesa calle Vázquez Leis sigue a buen ritmo e inicia su tramo final

Los obreros trabajan en un proyecto paralizado durante meses y que ahora empieza a ver la luz

Los trabajos avanzan a buen ritmo dos semanas después de reiniciarse la obra |
Los trabajos avanzan a buen ritmo dos semanas después de reiniciarse la obra |

Hace justo quince días que los operarios de la empresa J. M. Iglesias empezaron a trabajar en la controvertida obra de la calle Vázquez Leis, en Vilaxoán. Dos semanas después los trabajos continúan a buen ritmo pese a la crisis del coronavirus y la que muchos denominan en la localidad “Rúa Nova” ya presenta otro aspecto. Con los últimos trabajos realizados por la nueva empresa adjudicataria los vecinos, que han sufrido meses y meses de retraso, pueden percibir ya como va a quedar este vial.

Ayer mismo se mostraban satisfechos por el avance de los trabajos que parecen encontrarse ya en su fase final. De hecho el plazo de ejecución que se fijó en este contrato es de dos meses, aunque la idea es que las obras puedan estar terminadas incluso antes. Un simple vistazo a Vázquez Leis permite advertir que la obra se encuentra en su fase final.

Un camino difícil

De lo que no cabe duda es de que la obra de Vázquez Leis ha tenido que pasar por un largo y tortuoso periplo. Los trabajos se adjudicaban hace un año a la empresa pontevedresa Nexia Infraestructuras. La firma desembarcaba en Vilaxoán con toda su artillería, pero los problemas no tardaron en llegar. Primero fueron prórrogas motivadas por causas ajenas a la adjudicataria, pero más tarde la actividad laboral apenas se percibía en el vial. Y eso lo veían, con sus propios ojos, los vecinos más afectados. Fue esta inactividad máxima a finales del año pasado y el incumplimiento reiterado de los plazos lo que llevó al gobierno local a rescindir el contrato a Nexia. Tras la inactividad se escondían graves problemas laborales que llevaron a la firma constructora a un concurso de acreedores. Mientras tanto, Vázquez Leis seguía parada ante la desesperación vecinal.

Fueron precisamente los vecinos, los principales afectados, los que abrieron la caja de Pandora. Recogieron firmas y se movilizaron para que desde el Concello se les explicase en primera persona qué estaba pasando exactamente con esta calle. Sus presiones surgieron efecto y el alcalde, Alberto Varela, acudía a Vilaxoán para asegurarles que habría una solución lo más rápido posible y que la obra sería acabada por otra empresa. Los obreros volvieron a la calle el pasado 10 de marzo para alegría vecinal.

Comentarios