sábado 26/9/20

Patrimonio asesorará sobre las obras para reformar el edificio de O Castro

Los propietarios del edificio en ruinas de la Praza do Castro llevarán a cabo una actuación para garantizar la consolidación y la seguridad del inmueble. Una decisión que tomaron tras una reunión con el alcalde, Tomás Fole, y que estará asesorada por la Dirección Xeral de Patrimonio. El organismo dependiente de la Xunta de Galicia tendrá que realizar un informe para determinar cuáles son las obras más adecuados. A la vista de este dictamen se adoptará una decisión destinada a evitar los peligros que representa este edificio.

La casa situada en la Praza Martín Gómez Abal se encuentra en un estado ruinoso	g. salgado
La casa situada en la Praza Martín Gómez Abal se encuentra en un estado ruinoso g. salgado

El emblemático edificio situado en la praza Martín Gómez Abal representa un peligro por su estado ruinoso. Así lo consideran los propietarios, una empresa, y el alcalde, Tomás Fole, que colaboran mano a mano para poner fin esta situación.
Ahora la decisión está en manos de la Dirección Xeral de Patrimonio, a donde se ha enviado la petición de un informe que determine las actuaciones a realizar en la casa que antiguamente acogió una escuela.
Unas obras que por el momento serán poco ambiciosas y estarán destinadas a garantizar la consolidación del edificio “entretanto no se actúa definitivamente sobre él”.
El alcalde mantuvo recientemente una reunión con un representante de la empresa propietaria del inmueble con el objetivo de conocer sus intenciones y trasladarle la necesidad de una actuación rápida para corregir los riesgos que conlleva el edificio. “Ambs partes coinciden en que se trata de un problema de seguridad, salubridad y estética”, aseguran desde el Concello de Vilagarcía.
Por elo, se ha solicitado un informe a Patrimonio. Será a la vista de este dictamen cuando se adoptará una decisión que “en cualquier caso pasa por evitar el peligro que actualmente representa el estado del edificio”, aseguran desde Ravella. Cabe recordar que el mal estado del inmueble, situado en pleno casco histórico de Vilagarcía, obligó al Concello a cerrar un callejón que une el barrio de O Castro con la Avenida da Marina.
Una decisión que no sentó nada bien a los locales hosteleros y comerciales situados en las inmediaciones de la Praza da Peixería, que se sienten afectados por el abandono del emblemático inmueble que sirve de hogar a una colonia de gatos callejeros.
Una situación a la que quieren poner remedio tanto los propietarios del edificio como el Concello. La casa cambió de manos y ya no pertenece a la inmobiliaria de León que presentó un proyecto de una urbanización con 19 viviendas. Los nuevos dueños, una empresa, están dispuestos a hacer obras del edificio mientras no lo rehabilitan. n

Comentarios