Jueves 23.05.2019

PDRA y sector del mar denuncian en Fiscalía los vertidos de Touro

Solicitan que se abran diligencias para investigar posibles daños a los recursos naturales y a la salud pública

Representantes de las cofradías arousanas y de los bateeiros respaldan la denuncia | xoán rey/ efe
Representantes de las cofradías arousanas y de los bateeiros respaldan la denuncia | xoán rey/ efe

I Adega y la Plataforma en Defensa de la Ría de Arousa han solicitado a la Fiscalía que abra diligencias para investigar los supuestos daños “a los recursos naturales, al medio ambiente y a la salud púlica” por los “vertidos contaminantes” de la mina de Touro de cobre, cerrada hace 33 años.
Miembros de las dos entidades y de la ‘Plataforma mina Touro-O Pino NON’ comparecieron ayer junto a las Cofradías de A Illa, Cambados, Cabo de Cruz, A Pobra, Rianxo, Carril, Vilanova y O Grove, entidades de productores de mejillón como el Consello Regulador, Opmega, Illa de Arousa y Amegrove. Entre otras cosas, alertaron de las consecuencias que los supuestos vertidos tendrían en el marisqueo en la ría.


El escrito remitido a Fiscalía del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia se basa tanto en las analíticas realizadas por la entidad ecologista Adega como en los datos remitidos por Augas de Galicia, que constatarían una “contaminación persistente y contaminada tanto en terrenos como en riachuelos y ríos del entorno y en los manantiales y aguas subterráneas, dando parámetros en los límites legales establecidos”, según ha asegurado Xaquín Rubido, representante de la plataforma.
“Otra pata” del escrito se dirige contra la administración de la Xunta de Galicia, puesto que, conforme a la “documentación de la delegación territorial de minas de A Coruña, la empresa Explotaciones gallegas no tiene autorización de vertidos y lleva desde el cierre de la explotación de cobre vertiendo sin autorización”.


Resultados de las analíticas
Las entidades ecologistas piden así a Fiscalía que dé traslado al Juzgado de la “correspondiente denuncia para depurar las responsabilidades derivadas de los presuntos daños a los recursos naturales, al medio ambiente y a la salud pública”. Las dos plataformas ecologistas recogen en su escrito los datos de análisis de aguas recogidas por miembros de ADEGA el 28 de noviembre de 2017 de los ríos Pucheiras y Portapego, a donde derivan aguas del “complejo minero” de Touro. Los resultados de una de las muestras reflejaban una importante carga de metales lixiviados.

Comentarios