miércoles 28/10/20

Pegada de carteles con escobas y rotuladores

Lejos quedan aquellos tiempos en los que, tras la primera noche de campaña, cada esquina de la ciudad amanecía con banderolas y carteles de todos los partidos. La austeridad se ha adueñado de estas segundas elecciones a las Cortes Generales.

El PSOE inició su campaña de pegada de carteles en el parque Miguel Hernández
El PSOE inició su campaña de pegada de carteles en el parque Miguel Hernández

Lejos quedan aquellos tiempos en los que, tras la primera noche de campaña, cada esquina de la ciudad amanecía con banderolas y carteles de todos los partidos. La austeridad se ha adueñado de estas segundas elecciones a las Cortes Generales. El reciclaje de material ya usado el pasado mes de diciembre o la apuesta por las redes más que por la campaña de la calle son las claves de esta segunda ronda en las urnas. Los más innovadores han sido los del PP de Vilagarcía. Acudieron prestos al inicio de la pegada de carteles en los paneles ubicados en el parque Miguel Hernández y lo hicieron no solo armados con escobas y cubos. En esta ocasión, también llevaban rotuladores. Y es que con la idea de “ahorrar costes” los vilagarcianos han decidido aprovechar la cartelería del pasado 20 de diciembre y sobreescribir al lado de la imagen de su candidato, Mariano Rajoy, la fecha del 26-J. Y hay más. Los populares vilagarcianos también colocaron en todos sus dispositivos móviles el lema de campaña “A Favor” que mantendrán al menos hasta el próximo día 26. El PP, normalmente el partido con más empuje en esto de las campañas, ha relajado un poco la cartelería y hay ayuntamientos de la comarca en las que la cara de Mariano Rajoy no figura todavía en ningún lado.

También la izquierda
Aunque “in extremis” los socialistas también pudieron acercarse al parque Miguel Hernández a colocar sus carteles. Ellos también bajan el ritmo en esta campaña dado que en muchos de los ayuntamientos de la comarca ni siquiera habrá mítines o encuentros con los vecinos. Todos levantan el pie del acelerador conscientes de que las autonómicas también están a la vuelta de la esquina. El BNG por su parte renunciará nuevamente a la opción del buzoneo y ellos mismos ensobrarán los votos para repartirlos casa por casa. El esfuerzo, en esta ocasión, prescindirá de tanto cartel y tanto merchandising.

Comentarios