lunes 24.02.2020

Los placeros advierten de la agonía del mercado ante el vacío de los puestos

Reclaman al gobierno local que haga cumplir la ordenanza, para que los titulares acudan a vender
Actividad en los puestos de verdura de la tradicional Praza de Abastos de Vilagarcía | gonzalo salgado
Actividad en los puestos de verdura de la tradicional Praza de Abastos de Vilagarcía | gonzalo salgado

La agonía de la plaza preocupa de forma evidente a los que trabajan en ella a diario y creen que, precisamente, una de las causas fundamentales es interna. Así lo defiende el presidente de la asociación de comerciantes de Abastos, Juan Carlos López, que denuncia el vacío que existe en las instalaciones porque algunos de los titulares de los puestos “vienen cuando quieren y marchan cuando les da la gana”.

El resultado es que la plaza se ve vacía y “la gente se asoma y ya ni entra”, apunta López. El portavoz de los placeros reconoce que la solución “es complicada”, pero insta al gobierno local a que haga “cumplir la ordenanza”, sea la que sea. Y es que hay un nuevo texto que ya debería estar en vigor, pero la administración municipal todavía no resolvió las alegaciones.

“Nos sentimos perjudicados”, asegura López, que apuesta por una solución conjunta para hacer más dinámica la plaza de abastos. “Si no ponemos de nuestra parte, nos acabamos”, advierte.

Lo que reclaman desde la asociación es que se haga cumplir la normativa en lo referente a horarios y días que deben estar en funcionamiento los puestos, que son concesiones. Y es que el desorden en este sentido es, según López, uno de los principales problemas a la hora de ofrecer una oferta atractiva al cliente.

No es el único punto de la normativa que se incumple. “La que está en vigor tampoco se aplica”, apunta el presidente de la asociación. Hace unas semanas que trasladó sus inquietudes a la concejala del ramo, Alba Briones, pero por el momento no tienen novedades sobre la ordenanza.

Contemplan con preocupación como, mientras tanto, se incrementan también las renuncias de los titulares de los puestos. Algunos por jubilación, sin relevo generacional. Otros, se van para otros trabajos. Ocurrió en dos de los puestos exteriores del mercado, pero también en el mercadillo de los martes y los sábados se ven cada vez más vacíos.

Ambos eventos van de la mano y la preocupación es evidente en el sector. López pide unidad: “Hay días que cada uno va a su aire”. Reivindica también la acción municipal: “Tienen que hacer cumplir la ordenanza”.

Apuesta por una acción conjunta para evitar el final de la plaza de abastos y no escatima en críticas para la oposición, a la que recuerda que aprobó por unanimidad la ordenanza y que después “cambió de opinión” ante las alegaciones de parte de los vendedores de pescado.

Mayor dinamismo
El texto promovido por el gobierno socialista pretendía, precisamente, buscar la fórmula para darle un mayor dinamismo a la Plaza. Una de las medidas que se adoptó fue la organización de eventos en la zona superior, para promover un entorno que añade a su atractivo la céntrica ubicación. Sin embargo, por el momento las buenas intenciones no dan un resultado en la práctica.

Comentarios