miércoles 5/8/20

Los placeros dejan la campaña “Son da casa” por diferencias con el Concello

Censuran la intención de mover el mercadillo de sitio y que las peatonalizaciones sean “sin planificar”
El martes los vendedores no montaron en Alexandre Bóveda, molestos con Ravella | d.a.
El martes los vendedores no montaron en Alexandre Bóveda, molestos con Ravella | d.a.

La reorganización del mercadillo vilagarciano no solo ha provocado diferencias entre una parte de los vendedores y el gobierno local, sino que ha derivado en una importante fisura entre el equipo capitaneado por Alberto Varela y la Asociación de Vendedores de la Praza de Abastos. Esta entidad, siempre activa en todas las campañas de promoción llevadas a cabo desde la administración local, ha decidido abandonar la reciente iniciativa “Son da casa”, uno de los proyectos estrella del gobierno local para la recuperación económica tras la pandemia del coronavirus con bonos subvencionados para gastar en la hostelería y el comercio local.

En un comunicado informan de su decisión y la justifican alegando que en la reunión mantenida el jueves en Ravella entre ambulantes y gobierno y a la que ellos fueron invitados por los primeros se les invitó a “abandonar el encuentro argumentando la falta de aforo con más de un tercio del aforo de la sala libre. Lo que evidencia que era solo una excusa para omitir nuestra opinión y no escuchar nuestro punto de vista como afectados”.

Lo cierto es que más de la mitad de los negocios de alimentación que se han inscrito en la campaña “Son da casa” son de la Praza de Abastos, tal y como figura en la web de la iniciativa en la que pueden adquirirse los bonos. Más allá de la repercusión numérica el abandono de los placeros es una evidencia de que la relación con el gobierno local no va bien y la expresión de un enfado -y ellos mismos lo dicen- por los cambios en el mercadillo. Los placeros entienden que sacar el mercado de Alexandre Bóveda y, por lo tanto, alejarlo de la Praza, supondrá no solo acabar con una tradición histórica, sino mermar considerablemente la afluencia de clientela a sus negocios. De hecho van más allá y critican que desde el gobierno de Varela hay una “obcecación profunda” con la peatonalización del centro “sin planificación ni plan alternativo”.       Y es que desde el Concello tienen claro que la calle Alexandre Bóveda debe mantener los dos sentidos de circulación también los martes y los sábados -coincidiendo con el mercadillo- para que exista fluidez en el tráfico y continuar con la idea de que Arzobispo Lago y Conde Vallellano sean de uso peatonal. Para ello plantearon a los ambulantes de Alexandre Bóveda su traslado al parque de A Xunqueira, una decisión que nada gusta a los placeros y que se está analizando desde el punto de vista técnico. 

De momento lo que sí se sabe es que tanto hoy como el martes Alexandre Bóveda se cerrará al tráfico ya desde el cruce de Doutor Tourón a la espera de la decisión final sobre la reorganización del mercadillo.

Comentarios