jueves 13/8/20

Los placeros inician los contactos para “loitar polo noso futuro” y Ravella tilda su marcha de “anécdota”

Convocan una asamblea para decidir acciones y los ambulantes siguen con la recogida de firmas
El mercadillo volvió a celebrarse ayer sin circulación en Alexandre Bóveda a la espera de una decisión final | mónica ferreirós
El mercadillo volvió a celebrarse ayer sin circulación en Alexandre Bóveda a la espera de una decisión final | mónica ferreirós

Practicamente todos los establecimientos comerciales de la Praza de Abastos lucían ayer un cartel con lo siguiente: “Estamos en loita. Paremos o desmantelamento do mercadillo por parte do Concello, o que conlevaría o posible peche da Praza de Abastos”. El abandono de la Asociación del Mercado de Abastos de la campaña “Son da Casa” no es más que la punta del iceberg de un malestar entre los vendedores que no acaba más que empezar. El presidente del colectivo, Juan Carlos López, señalaba ayer que “imos ir a por todas. Non imos deixar que nos pisoteen” al mismo tiempo que denunciaba que “buscan desmantelar o mercadillo e levalo daquí, xogando co noso pan, co noso futuro e cos nosos postos de traballo”. Mañana mismo se reunirán en asamblea para decidir qué acciones llevar a cabo.

“Está en xogo o pan de moitas familias. Que vai ser da Praza se nos sacan o mercadillo daquí? Se cando vén máis xente é precisamente nos martes e nos sábados. Aquí tamén hai familias, tamén somos pequeno comercio”, explica Juan Carlos López.

Su malestar se une al de los ambulantes que ayer continuaban con la recogida de firmas entre la clientela. “Levamos xa máis de 1.600”, explicaban. Advertían que su lucha “é parella á da Praza de Abastos. Estamos xuntos nisto. O que non se pode é querer separar o mercado da Praza. Os dous nos retroalimentamos”, inciden. 

El mercadillo, sobre todo en lo que se refiere a la calle Alexandre Bóveda, recuperaba ayer en cierto modo su aspecto tradicional. A la espera de evaluar las diferentes opciones técnicas para la reorganización el Concello apostó por mantener este vial cerrado a la circulación tanto ayer como el próximo martes. Después, y si las protestas y críticas no lo impiden, habrá cambios.

“Anécdota sen repercusión”
El abandono de los placeros de la campaña “Son da casa” -que evidencia un malestar mayor- no parece haber afectado mucho al gobierno local. El Concello apuntaba en un comunicado que la “autoexclusión” de los placeros de la campaña se interpreta como “unha anécdota sen repercusión alguna na campaña que continúa con 160 adheridos e cuxo número segue en aumento”. Eso sí, aseguran desde Ravella que “esta anécdota non repercutirá en absoluto na liña de colaboración que mantén dende hai anos coa Asociación de Praceiros nin para a posta en marcha de futuras iniciativas para continuar dinamizando a Praza de Abastos”. El gobierno añade que la adhesión a la campaña es voluntaria e incide en que los placeros están “no sei dereito de abandonala, ademais de que no seu caso poden permitirse prescindir desta iniciativa, dado que o sector da alimentación foi dos poucos que seguiu traballando a pleno rendemento durante o Estado de Alarma”.

     En toda esta amalgama de opiniones en torno al futuro del mercadillo el Partido Popular ha vuelto a incidir en lo que ya había señalado cuando estalló la polémica. Los conservadores critican la reorganización pensada desde Ravella al entender que ha sido ideada de forma “unilateral”. De hecho creen que la mudanza del mercado está decidida, pero que el gobierno socialistas esperará hasta después de las elecciones del día 12 para llevarla a cabo.

Comentarios