Jueves 23.05.2019

Los placeros reclaman a Ravella poder ir a otros mercados ante la sangría de clientes que detectan en Vilagarcía

Una treintena de vendedores presentan alegaciones para que se cambie la ordenanza actual

Los placeros del Mercado apuntan a la sangría de clientes |
Los placeros del Mercado apuntan a la sangría de clientes |

Más de una treintena de placeros han presentado una batería de alegaciones a la Ordenanza de Mercados promovida hace meses por Ravella. Entre las cuestiones que defienden, fundamentalmente la principal, está la de que puedan vender en otras plazas y no ver como se les retira la concesión si no están en sus puestos un máximo de 60 días al año.


Los placeros que firman la batería de alegaciones hacen referencia a que la sangría de clientes en la Praza de Abastos de Vilagarcía es una constante. Los motivos que alegan son que muchas personas solo acuden a estas dependencias los días del mercadillo semanal (los martes y los sábados) y entienden pues que obligar a los vendedores a estar en sus puestos el resto de la semana (excepto los lunes) les puede provocar graves perjuicios y también pérdidas económicas.


Los placeros también achacan la citada sangría de clientes, “non hai tantos consumidores como prevee este Concello”, a que “os supermercados actuais nos fan unha competencia desleal con baixada de prezos na venda do pescado e que ás veces non somos capaces de afrontar”. Argumentan además que “o consumidor a maioría das veces opta polo máis barato e non pola calidade”.


Falta de aparcamientos
Los placeros que firman las alegaciones también hacen referencia a una de las grandes demandas durante años: La falta de aparcamientos gratuitos próximos a las instalaciones del Mercado. “Nós non dispoñemos de aparcamentos suficientes para incentivar á xente a que veña de maneira despreocupada ao Mercado”, apuntan.

     En las alegaciones inciden en que el Concello debería retirar la obligación de acudir un mínimo de días a los puestos porque, argumentan, son muchos los que combinan su presencia en la Praza de Vilagarcía con la de otros mercados de la provincia.

     Las quejas de los placeros también hacen referencia al horario en el que los puestos deben estar montados según la ordenanza muncipal. Entienden que a las nueve de la mañana “é imposible ter todo preparado, xa que hai vendedurías e lonxas que o produto dos barcos chega á poxa ás nove e dependemos dese produto para poxar”.

Comentarios