Miércoles 19.06.2019

El Plan sobre Drogas da por zanjados años de litigio por la propiedad del Pazo Baión

El Supremo rechazó el recurso de las hijas de Lago, que podrían volver a Estrasburgo a reclamar la mitad del valor del inmueble 

Vista del Pazo Baión incautado al matrimonio de Esther Lago y Laureano Oubiña y que desde 2008 trabaja la bodega Condes de Albarei como parte de un programa social | gonzalo salgado
Vista del Pazo Baión incautado al matrimonio de Esther Lago y Laureano Oubiña y que desde 2008 trabaja la bodega Condes de Albarei como parte de un programa social | gonzalo salgado

El Plan Nacional sobre Drogas da por “cerrado judicialmente” el caso de las hijas de Esther Lago y Laureano Oubiña por la propiedad del Pazo Baión. El Tribunal Supremo rechazaba a finales del año pasado un recurso de casación interpuesto por una de ellas reclamando, como vienen hace haciendo desde hace muchos años, su parte correspondiente de la herencia por parte materna, pues Lago falleció sin ser condenada por narcotráfico. Con todo, las litigantes parecen dispuestas a reclamar ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos el pago de la mitad de su valor.   

No sería la primera vez que este asunto llega a las más altas instancias europeas. Ya en 2008, las descendientes de Lago llamaron a sus puertas y esto incluso paralizó la venta en subasta de la histórica finca para el Plan Nacional sobre Drogas tras su decomiso en los años 90. Sin embargo, rechazó su petición al considerar que primeramente habían de agotar la vía judicial española y así lo hicieron. Primero plantearon una demanda civil en los juzgados de Vilagarcía contra la empresa adjudicataria del bien, la bodega Condes de Albarei. Sin embargo, fue desestimada y continuaron recurriendo sin éxito porque, entre otras cuestiones, se consideraba que “existía sentencia penal firme (la que decretó el decomiso de estas propiedades) y el concepto de cosa juzgada penal de esta sentencia vincula al orden jurisdiccional civil en que la demanda había sido planteada”. Pero además en el fallo se incidió en el origen ilícito (probado en la resolución judicial firme) de los bienes reclamados, lo que impedía hacer prosperar las pretensiones de las herederas. 

Esta nueva negativa tampoco frenó sus planes y acudieron al Supremo que, a finales de 2018, desestimo su recurso de casación. Para el Plan Nacional sobre Drogas, y así lo refleja en su informe de 2018, esto supone que el asunto ha quedado “cerrado judicialmente”. Sin embargo, las descendientes de Lago y Oubiña no se han mostrado conformes y volverán a recurrir a Estrasburgo para reclamar ya no la propiedad, sino el pago de la mitad de su valor. 

Han sido años de incertidumbre, pero el Estado subastó la histórica finca vilanovesa en cuanto tuvo en su poder la sentencia firme que consideró probado que había sido adquirida con fondos procedentes del narcotráfico por parte de Oubiña. Así, en 2008, la cooperativa cambadesa Condes de Albarei se hizo con la propiedad en un subasta pública y por un montante de 15 millones de euros y el compromiso de destinar parte de los beneficios al Plan para su reinversión en programas de inserción. 

Programa social
Según la última memoria del Plan, en 2018 esto se tradujo en una aportación de 9.959 euros, sin olvidar la contratación de trabajadores en proceso de rehabilitación por problemas de drogodependencias. El número ronda la decena y después de tantos años, alguno ya figura en la nómina fija de la bodega. La firma realizó un esfuerzo económico y de imagen para reconvertir este símbolo del narcotráfico en un referente enoturístico, sometiéndolo a una profunda renovación para elaborar su exclusivo vino. Aunque todavía está pendiente el sueño de convertir el pazo en sí en un hotel con encanto.

Comentarios