El plan piloto con contenedores específicos para supermercados arrancará a finales de este año

En calles como Arzobispo Xelmírez las quejas de los vecinos son un hecho | gonzalo salgado

Las denuncias y quejas vecinales por el olor pestilente que sale de los contenedores de basura en aquellas calles en las que hay supermercados o cadenas alimentarias podrían tener los días contados. El Concello de Vilagarcía espera poder activar en el último semestre de este año un plan piloto que servirá para que estos establecimientos cuenten con contenedores específicos para tirar sus desperdicios diferentes a los que usa la población general. Desde la administración municipal son conscientes de las quejas que existen en zonas como la calle Arzobispo Xelmírez en donde no es uno, sino son dos los supermercados que utilizan los contenedores de residuos orgánicos con el consiguiente trastorno para las viviendas próximas. De hecho en estos contenedores se depositan restos de pescado, de carne y los desperdicios que ya no son aptos para la venta al público. Algunos de los contenedores se encuentran en muy mal estado de conservación (rotos y con fisuras) lo que hace que a veces los restos se desperdiguen por la calle. Con el plan piloto que se plantea desde Ravella todos estos problemas se evitarían, dado que además de usar otros contenedores para depositar los residuos también se trasladarían a ellos con un transporte especial.


Entienden desde el gobierno local que cambiar los contenedores que ahora molestan de sitio solo contribuiría a trasladar el problema y a perjudicar a unos vecinos en vez de a otros, de ahí que confíen que el nuevo plan piloto funcione. Cabe recordar además que el nuevo contrato de la basura y de la limpieza incluirá nuevos y más modernos contenedores de basura y algunos de ellos de color marrón para los residuos puramente orgánicos y con destino al compostaje.

El plan piloto con contenedores específicos para supermercados arrancará a finales de este año

Te puede interesar