domingo 12.07.2020

La planta de los pinchos regresa a las playas urbanas de Vilagarcía y genera incidentes

Las medidas adoptadas por el Concello todavía no dieron resultado en una zona verde que está totalmente seca
Una muestra de la planta que trae de cabeza a los usuarios del arenal | g. salgado
Una muestra de la planta que trae de cabeza a los usuarios del arenal | g. salgado

El cadillo, conocido popularmente como la “planta de los pinchos”, ya ha vuelto a hacer acto de presencia en A Concha- Compostela. El Concello organizó batidas manuales y tomó más medidas para tratar de acabar con esta especie pero, al menos por el momento, resultaron infructuosas. 

Los primeros incidentes ya se produjeron. Y es que los arenales ya recibieron bañistas durante la calurosa última semana de mayo. Los pinchos del cadillo llegan a atravesar las suelas de los zapatos o de las sandalias y la planta se encuentra extendida por toda la zona verde del arenal, incluida la más próxima a las rampas de acceso. 

La planta también trae de cabeza a los usuarios del Paseo Marítimo, especialmente a aquellos que van en bicicleta, ya que ha llegado a pinchar más de una rueda.

El problema apareció por primera vez en A Concha- Compostela en el verano de 2018. Desde entonces, son varias las batidas que han realizado los operarios municipales. Este año, la crisis sanitaria de la Covid-19 ha dejado este tipo de asuntos en segundo plano y la temporada de playas se adelantó a mayo. Por ello, ya se han registrado las primeras quejas por el estado de las playas, no solo en lo referente a la molesta presencia del cadillo, sino también por la sequedad en la que se encuentra la zona verde del principal arenal de Vilagarcía.

En O Preguntoiro ya se realizaron algunas actuaciones de cara a mejorar  su imagen. También en A Concha- Compostela se actuó sobre la arena, pero está pendiente la zona verde.

Comentarios