sábado 16/1/21

El Pleno prolonga de modo provisional la recogida de basura hasta el nuevo contrato

El Pleno de la Corporación aprobó ayer la continuidad provisional de la empresa Cespa al frente del servicio de recogida de basura y de limpieza de calles hasta, al menos, la aprobación del nuevo contrato

El Pleno aprobó por unanimidad la moción de apoyo a las reivindicaciones del colectivo LGTBI+ | aitana vidal
El Pleno aprobó por unanimidad la moción de apoyo a las reivindicaciones del colectivo LGTBI+ | aitana vidal

El Pleno de la Corporación aprobó ayer la continuidad provisional de la empresa Cespa al frente del servicio de recogida de basura y de limpieza de calles hasta, al menos, la aprobación del nuevo contrato en cuyos pliegos están trabajando los técnicos municipales. La portavoz del gobierno, Tania García, explicó que desde que llegaron al gobierno en el año 2015 los técnicos ponen sus esfuerzos en la elaboración del que es el pliego de contratación más “complexo” del Concello y que “incluso se chegou a contratar unha asistencia técnica a través do Eixo Atlántico para colaborar na redacción, e así se está facendo”. La nueva ley de contratos en la administración pública, explicó el ejecutivo socialista, “obrigou a facer cambios nesa redacción, daí que aínda non estean listos os pregos”.
La prórroga del contrato con Cespa se realizó en el año 2015 y ahora esa misma fórmula no es aplicable debido a que ya se han cumplido los 25 años permitidos. Por lo tanto se opta por lo que se denomina una “continuidad temporal”.
La municipalización
El que fue el punto más destacado de la orden del día del Pleno del mes de junio sirvió para volver a poner sobre la mesa el debate de la “municipalización” de los servicios públicos que, sobre todo desde las filas de la izquierda, se lleva defendiendo desde hace años. El primero en apostar por este modelo fue el portavoz de Somos Maioría, Gaspar González. Anunció su abstención argumentando que “hai concellos nos que se apostou recentemente pola municipalización como son o de León ou o de Teo e cremos que iso podería supoñer tanto unha mellora na calidade do servizo como un aforro para as arcas municipais”. Una opinión compartida también por el portavoz del BNG, Xabier Ríos, que manifestó que “se debería aproveitar esta circunstancia para darlle unha volta e ver a recuperación deste servizo que, efectivamente, entendemos que debe ser público”. La postura del grupo municipal de Esquerda Unida fue exactamente igual que sus compañeros de oposición de izquierdas en el Pleno vilagarciano. Jesús López incidió en que “é unha discusión coa que levamos moitos anos encima da mesa” y defendió que “a resposta de que nos limita a lei para promover a remunicipalización debería intentar solventarse”.
Por parte de las filas del Partido Popular el edil Jesús Longa puso en duda que el nuevo contrato vaya a estar listo pronto e incidió en que la maquinaria de limpieza y recogida lleva “pedindo papas” desde el año 2000. Además incidió en que los trabajadores de Cespa “terían moito que dicir na redacción destes pregos porque son os que máis coñecen o servizo”. A esta aseveración no tardó en contestar el alcalde, Alberto Varela, que abroncó a Longa señalando que “despois de estar catro anos no goberno debería saber vostede que ningún traballador dunha empresa concesionaria pode intervir na redacción dos pregos porque iso rozaría o delitivo”. Desde el gobierno también se acusó al PP de, en 2015, “non ter avanzado absolutamente nada na redacción deste prego e darlle a patada hacia adiante para que o asunto lles quedase aos que viñeran”. l

Comentarios