viernes 18.10.2019

La Policía da por desactivada una vía lusa de entrada de coca con la operación “Falla”

La Policía da por desactivada una vía lusa de entrada de coca con la operación “Falla”.

Uno de los detenidos en el marco de la operación “Falla”, dirigida desde Vilagarcía | mónica ferreirós
Uno de los detenidos en el marco de la operación “Falla”, dirigida desde Vilagarcía | mónica ferreirós

Los investigadores consideran desactivada una vía de entrada de cocaína a través de Portugal con la operación “Falla”, que fue llevada a cabo por la Agencia Tributaria, la Policía Nacional, la Policía Judiciaria de Portugal y la Policía Nacional de Ecuador. 

El operativo permitió la detención de ocho personas, entre los que se encuentran dos vilagarcianos, uno de ellos carpintero de profesión y vecino de Sobradelo, José Vicente C.B., así como varios ciudadanos de nacionalidad ecuatoriana y colombiana, algunas de las cuales residían en la capital arousana.  

Todos ellos se encuentran ya en prisión por orden del Juzgado de Instrucción número 1 de Vilagarcía, que dirige la operación que todavía se encuentra abierta y en la que no se descartan nuevos arrestros.

Además, los registros en Vilagarcía, Madrid y San Cibrao das Viñas (Ourense) permitieron el decomiso de 430 kilogramos de cocaína, 70.000 euros, varios vehículos de alta gama, decenas de teléfonos móviles y documentación relativa a la importación de la droga. El nuevo éxito policial, que se llevó a cabo gracias a la colaboración de las fuerzas de seguridad de varios países y la Agencia Tributaria, es el primer golpe al narcotráfico del año en Arousa.

Larga investigación
La investigación comenzó en abril de 2018, cuando la Policía Nacional detectó al celebración de diversas reuniones en ourense entre un industrial del sector de la fruta, un conocido narcotraficante de Vilagarcía y el representante de una oficina colombiana asentada en Madrid, que “pretendía abrir una vía de entrada a través de alguno de los puertos gallegos”, explican fuentes policiales.  

En esos encuentros, consideran probado los investigadores, se iniciaron los trámites burocráticos para que la droga pudiese llegar a España oculta en mercancía legal de bananas, que había adquirido otro de los implicados.

Las investigaciones policiales relevaron que esa mercancía, procedente de Guayaquil (Ecuador) llegaría el 16 de enero al Puerto de Leixoes, en Oporto. Por ello, se instó al Departamento de Aduanas de la Agencia Tributaria y a la Policía Judiciaria de Portugal a que realizaran las gestiones, consultas y controles pertinentes para determinar la contaminación de la mercancía legal importada. Dos días más tarde, el contenedor investigado llegó a al sede de una empresa situada en San Cibrán de Viñas, donde se procedió a la detención de todas las personas implicadas. Allí estaban, además del frutero, su hombre de confianza y los “notarios” del grupo exportador, que tenían el cometido de atestiguar que la droga legaba al destino de la forma acordada. El dispositivo policial paralelo establecido en Madrid y en Vilagarcía dio como resultado la detención de nuevos implicados, sumando un total de ocho arrestados. Los agentes continúan trabajando en la investigación, que sigue abierta.

Comentarios