miércoles 12/8/20

La Policía denuncia a unos padres que permitieron a sus hijos bañarse en O Preguntoiro

La mayor parte de los vilagarcianos cumplieron con la norma durante los primeros días de paseos generalizados
La playa de O Preguntoiro fue escenario de una de las escasas infracciones   | g.s.
La playa de O Preguntoiro fue escenario de una de las escasas infracciones | g.s.

El primer fin de semana con el que se inició el proceso de desescalada fue bastante tranquilo en Vilagarcía, saldándose sin apenas incidencias. Lo más destacado fue una pareja que fue denunciada por la Policía Local por permitir que sus hijos se bañasen en la playa de O Preguntoiro, algo que se encuentra específicamente prohibido en las primeras fases de desconfinamiento.

Por lo demás, las jornadas del fin de semana fueron bastante normales, con un reducido número de infracciones. En concreto, los agentes municipales solo tuvieron que tramitar diez denuncias el viernes, doce el sábado y solo tres el domingo. La mayor parte fueron por desplazamientos indebidos.

Desde el Concello destacan el civismo generalizado de los vilagarcianos. “No Paseo Marítimo, por exemplo, poido observarse como se mantiñan as distancias de seguridade á hora de camiñar ou como, se alguén se paraba, baixaba ao areal para conversar pero mantendo esa mesma distancia, deixando pasar a quen ía en sentido contrario ou facía deporte”, señalan fuentes municipales que insisten en que “con todo, só a responsabilidade individual e colectiva garantirá que se acade a meta que todos buscamos: Regresar á normalidade”.
Así las cosas, los primeros días de desconfinamiento se saldaron en Vilagarcía con un notable incremento de la gente en las calles pero sin incidencias destacadas, más allá de algo más de una veintena de propuestas de sanción que representan un porcentaje mínimo en cuanto a la población que salió de casa.

Fueron, señalan desde el Concello, de todos los tramos de edad, desde niños con sus respectivos padres a jóvenes y personas de la tercera edad.

Habrá que esperar para conocer la influencia en el número de contagios que tiene el alivio del confinamiento entre la población saliniense pero, por el momento, no se detecta un gran peligro.
    
Mercado aplazado
Por otra parte, desde el Concello de Vilagarcía anuncian que esperarán una semana más para autoprizar la apertura del mercadillo anexo a la Praza de Abastos. El gobierno local que preside el socialista Alberto Varela toma esta decisión teniendo en cuenta que “a Xunta non sacou, como estaba previsto, a regulamentación dos mercados tradicionais”, apuntan fuentes municipales. En cualquier caso, cuando se ponga en marcha se tratará de uan apertura limitada a los productos alimenticios y perecederos, con puestos muy separados entre sí y situados en las inmediaciones de la propia plaza.

Comentarios