• Lunes, 24 de Septiembre de 2018

El PP denuncia que el “abandono” del lavadero de Vilaxoán es una “indecencia”

El Partido Popular de Vilagarcía denuncia la situación del lavadero de Vilaxoán, tomado por el verdín. Se hacen eco los conservadores de las críticas de los vecinos, que ayer también expresaron su malestar a través de las redes sociales.

El PP denuncia que el “abandono” del lavadero de Vilaxoán es una “indecencia”
Suárez y Gallego comprobaron el estado del lavadero | d.a.
Suárez y Gallego comprobaron el estado del lavadero | d.a.

El Partido Popular de Vilagarcía denuncia la situación del lavadero de Vilaxoán, tomado por el verdín. Se hacen eco los conservadores de las críticas de los vecinos, que ayer también expresaron su malestar a través de las redes sociales.
El presidente local y la portavoz municipal, Alfonso Gallego y Elena Suárez, se desplazaron a la zona y hablaron con los afectados, “que dicen estar cansados de chocar contra la puerta cerrada del alcalde”, aseguran desde el PP de Vilagarcía.
Los conservadores denuncian que la situación es una “indecencia” pero también un “peligro”, ya que los vecinos continúan utilizando el matadero pese a su mal estado, “con los riesgos que ello conlleva”. Y es que a la existencia de algas hay que añadir la abundante basura sin recoger, que se acumula en el exterior y en el interior de la estructura.
Calidad del agua
El PP asegura que esta situación se produce en otros lavaderos. “Es evidente que a los socialistas no les importa lo más mínimo cómo estén estos espacios públicos. A ellos lo único que les preocupa es llenar de hormigón el centro de la ciudad y provocar el mayor número de puntos negros para el tráfico”, asegura Elena Suárez.
La principal formación de la oposición recuerda que en octubre de 2017 el gobierno anunció su intención de rematar toda la red de lavaderos. El PP considera que este plan, financiado con fondos provinciales, es un “absoluto fiasco”. Además, aseguran que “es evidente que nadie del gobierno del PSOE se acerca a Vilaxoán desde hace tiempo, porque se les tendría que caer la cara de vergüenza al ver la inmundicia acumulada en el lavadero”.
Los conservadores también se hacen eco de la desconfianza de los vecinos sobre la calidad del agua de la fuente, tras las obras de construcción de la guardería. l