martes 20/10/20

Ravella anuncia una ordenanza de publicidad para poner fin al desfase de carteles en la calle

“Se dan clases de guitarra”, “Se alquila piso”, “Se limpian casas”. Estos son algunos de los lemas de los carteles que pueblan desde hace años postes, farolas, fachadas o incluso papeleras. Cualquier lugar es válido porque no hay ley que lo impida.
 

Anuncios breves, esquelas y publicidad en un poste de Vilagarcía	g. salgado
Anuncios breves, esquelas y publicidad en un poste de Vilagarcía g. salgado

“Se dan clases de guitarra”, “Se alquila piso”, “Se limpian casas”. Estos son algunos de los lemas de los carteles que pueblan desde hace años postes, farolas, fachadas o incluso papeleras. Cualquier lugar es válido porque no hay ley que lo impida.
En Vilagarcía existe un vacío legal que impide multar a las empresas o particulares que cuelgan anuncios de fachadas y mobiliario público. No son solo cartelería de publicidad, sino también esquelas o programas de las fiestas, que se pueden ver por todas las esquinas del municipio.
La situación es especialmente caótica en aquellos edificios que llevan años abandonados y cuyas fachadas sirven de improvisado tablón de anuncios.
Por mucho empeño que pongan los operarios de limpieza en retirar los carteles, resulta muy difícil retirar todos los restos de colas y adhesivos. Además, pronto aparecen otros nuevos. En ocasiones ni siquiera da tiempo a quitarlos y los papeles se superponen.
Una situación que provoca que la ciudad dé una imagen de suciedad contra la que ya se vertieron, en más de una ocasión, críticas ciudadanas. En una ocasión, vecinos de Praza España incluso llegaron a simular la limpieza de la fachada de un edificio situado en pleno centro y en el que desde hace años se acumulan sin control todo tipo de carteles.
Ravella es consciente de este problema y busca vías para solucionarlo. De hecho, fuentes municipales indican que ya se tiene prevista la elaboración de una ordenanza de publicidad. Los trabajos comenzarán una vez entre en vigor la normativa de terrazas, que ahora se encuentra en periodo de exposición al público.
El Concello señala a este respecto que con esta iniciativa no solo se pretende poner fin al desfase de cartelería que reina en la actualidad sobre las calles del municipio, sino también establecer un control sobre todo lo relacionado con la exhibición y contratación de publicidad en espacios públicos.
Y es que los carteles publicitarios que se ponen sin control por la vía no aportan ni un solo céntimo a las arcas municipales.

Comentarios