martes 26/1/21

Ravella aprueba un gasto extra para mover a los placeros afectados por la reforma

En unos días la Praza de Abastos de Vilagarcía estará en obras. El gobierno local está a la espera de adjudicar los trabajos de remodelación del espacio en el que, de forma provisional, se instalarán los puestos de venta que tienen que trasladarse con motivo de las obras de la segunda fase.

La iniciativa del “showcooking” fue presentada ayer en el Mercado de Abastos
La iniciativa del “showcooking” fue presentada ayer en el Mercado de Abastos

En unos días la Praza de Abastos de Vilagarcía estará en obras. El gobierno local está a la espera de adjudicar los trabajos de remodelación del espacio en el que, de forma provisional, se instalarán los puestos de venta que tienen que trasladarse con motivo de las obras de la segunda fase. El alcalde socialista, Alberto Varela, señaló que será en el marco de la Xunta de Goberno en donde se adjudicarán unas obras que no están incluídas en el proyecto de la segunda fase y que, por lo tanto, requerirán de un gasto extraordinario.
El traslado de los puestos afectados (que son alrededor de una docena) se realizaron con total consenso entre el gobierno local y los placeros. “Esperamos que se xeren as mínimas molestias posibles, pero todos sabemos como son as obras, que sempre acarrean molestias”, apuntaban desde el gobierno.
Estas obras iniciales son previas a lo grueso que implican los trabajos de la segunda fase de reforma y que afectarán a buena parte del edificio principal. Estos, según reseñaban desde Ravella ayer, no empezarán hasta finales del mes de agosto. Será una inversión potente, cercana a los 700.000 euros, y financiada conjuntamente por la Consellería de Industria y por el Concello de Vilagarcía. Tras el proceso de adjudicación la empresa que se encargará del proyecto, Ogmios Proyectos S.L., consiguió reducir el precio de corte hasta los 543.290 euros.
El retraso de los trabajos, que inicialmente se pretendían para el pasado mes de junio, vino dado ante la necesidad de que el gobierno local actualizase el reajuste de anualidades que le corresponden a las arcas municipales. Y es que cabe recordar que el proyecto de remodelación de la segunda fase de la Praza de Abastos estuvo paralizado durante meses en Patrimonio de la Xunta. Esta entidad frenaba la segunda fase dado que la condicionaba a la restauración imposible de una escalera que había sido derruida en la primera para que el mismo Patrimonio había dado permiso.
Esta segunda fase tiene un plazo de ejecución de unos seis meses, pero el edificio quedará totalmente remodelado. Además el proyecto contempla la separación total del inmueble protegido por Patrimonio del conocido como edificio de la Verdura, dado que se habilitará una calle en medio de ambos que comunicará el margen del río de O Con con la parte lateral de los inmuebles. Las mejoras afectarán tanto a la parte inferior como a la superior del edificio.

Comentarios