martes 17.09.2019

Ravella aprueba otra prórroga para la RPT y ronda el acuerdo con la plantilla

El gobierno socialista y los representantes de los trabajadores se reunirán de nuevo la próxima semana
El alcalde, Alberto Varela, anunció durante el Pleno que el acuerdo para aprobar la RPT está cerca | gonzalo salgado
El alcalde, Alberto Varela, anunció durante el Pleno que el acuerdo para aprobar la RPT está cerca | gonzalo salgado

La Xunta de Goberno Local aprobó durante el mes de julio una nueva prórroga para la empresa que se encarga de la redacción de la Relación de Postos Laborais. El documento, que tenía que estar listo en junio del año pasado, gana tiempo. El último plazo de entrega dado por el ejecutivo que preside el socialista Alberto Varela abarca hasta el 17 de diciembre.

Es la tercera prórroga que el Concello concede a Galivalia para la elaboración de un documento que deberá recoger la organización de la plantilla municipal para los próximos años así como iniciar el proceso para solventar cuestiones como las desigualdades que se dan en puestos de la misma categoría pero diferentes departamentos. En realidad, aunque es un nuevo atraso en una actuación que debería estar lista y negociada hace un año, el acuerdo podría estar más cerca que nunca. El propio Alberto Varela así lo dejó caer durante el pasado Pleno y la sintonía con los representantes sindicales es buena, por lo que ambas partes se han puesto manos a la obra para un pronto y buen desenlace. De hecho, para la próxima semana se reunirán de nuevo representantes del ejecutivo y del Comité de Empresa y la Xunta de Personal.

Hasta diciembre, queda un trabajo intenso para solventar aquellos detalles que no concuerdan entre el documento elaborado por Galivalia y la realidad práctica de la plantilla municipal.

Una década a la espera
Sacar adelante la Relación de Postos Laborais es precisamente el primer objetivo que se marcó el CSIF, sindicato que se hizo con la mayoría absoluta en el Concello durante los comicios de junio. Será una vez que este documento tenga luz verde cuando se pueda iniciar el camino para solventar otras cuestiones que llevan años sin abordarse en Ravella, como el propio acuerdo marco, que precisa una adecuación urgente a la normativa actual. Lo cierto es que la RPT lleva más de una década estancada en los cajones de Ravella. Hubo varios intentos para sacarla adelante. Uno de ellos fue durante el gobierno de la socialista Dolores García, que acabó con una bronca tremenda entre trabajadores y ejecutivo. Una tensión que incluso se trasladó a los Plenos. Durante el siguiente mandato, con un Tomás Fole muy enfrentado a la plantilla, la RPT directamente no se abordó. Ahora, podría estar cerca el aceurdo.

Comentarios