Lunes 27.05.2019

Ravella ensanchará O Freixo pero se frustra el acuerdo en A Golpilleira

El alcalde firmó ayer el convenio con los propietarios de Coimba para comprar un terreno por 15.000 euros

El alcalde firmó ayer el convenio con representantes de la empresa Coimba, a la que pertenecen los terrenos | g. salgado
El alcalde firmó ayer el convenio con representantes de la empresa Coimba, a la que pertenecen los terrenos | g. salgado

El Concello de Vilagarcía ensanchará la Rúa do Freixo gracias a  un acuerdo con representantes de la empresa Coimba, propietaria de los terrenos sobre los que se llevará a cabo la actuación. Es una parcela de 551 metros cuadrados que se adquiere por un valor de 15.000 euros.

Es el precio marcado por los técnicos municipales en base al valor del metro cuadrado en la zona, según explicó el alcalde, que recuerda que se trata de una obra muy demandada.

Y es que se trata de un vial muy estrecho en la que cuando las alcantarillas desbordan el agua llega incluso a colarse en el interior de las viviendas, por lo que los residentes en la zona llevan mucho tiempo protestando por su situación. Con este acuerdo, asegura el regidor, se podrá dar satisfacción a una demanda histórica.

Aunque primero hay que ir paso por paso. Ayer se firmó el convenio en la Casa Consistorial, y ahora se redactará el proyecto. La actuación consistirá en el ensanche de la calle, la puesta en marcha de una acera “en condicións” y la renovación de la red de saneamiento al completo, para que no haya anegamientos. Varela reconoció que la situación del alcantarillado en esta zona “foi a que deu máis a lata aos servizos municipais”.

Una vez esté listo el proyecto, saldrán a licitación las obras. El alcalde confía en que pueda hacerse ya este mismo año. Varela agradeció “a boa disposición” de los propietarios de los terrenos, la empresa Coimba, que lleva cien años asentada en la zona

Posible expropiación
La otra cara de la moneda es la situación de la peligrosa curva de A Golpilleira. El Concello tenía previsto ensanchar el vial y retranquear el muro, pero para ello es necesario derribar una vivienda situada en plena calzada.

A finales de año, el gobierno local informó de que ya se había cerrado un acuerdo con la propiedad para adquirir la pequeña casa por diez mil euros. Sin embargo, el alcalde explicó ayer, a preguntas de los periodistas, que el acuerdo se había frustrado.

Varela recalcó que una de los tres propietarios no está de acuerdo con la venta, por lo que no es posible, por el momento, llegar a un acuerdo para ensanchar el vial de acceso al barrio de A Torre. Ravella mantendrá la vía del diálogo, aunque no se descarta recurrir a la expropiación que, eso sí, ralentizaría el proceso.

Comentarios