jueves 09.07.2020

Ravella habilitará un paso seguro entre Vázquez Leis y la carretera por seguridad

Una inspección técnica determinará qué medidas provisionales se van a ejecutar a la espera de una solución
Un momento de la reunión de los vecinos de Vilaxoán con el alcalde, Alberto Varela | gonzalo salgado
Un momento de la reunión de los vecinos de Vilaxoán con el alcalde, Alberto Varela | gonzalo salgado

El Concello de Vilagarcía habilitará un paso para los peatones para garantizar la seguridad a aquellas personas que caminen por el tramo de la calle Vázquez Leis que desemboca en la avenida de Cambados, la carretera general. El gobierno municipal responde así a una de las principales demandas ejecutadas por los vecinos afectados por la paralización de los trabajos adjudicados a la firma Nexia Infraestructuras y que, en estos momentos, tiene el contrato rescindido.

La intención es garantizar la seguridad en una zona en la que, tal y como se encuentra hora, los peatones tienen que circular por la calzada. Un vial muy transitado durante prácticamente todo el día, lo que urge una actuación inmediata aunque sea de forma provisional.

Lo cierto es que no es la única cuestión que, al menos de modo temporal, “parcheará” el ejecutivo socialista en esta calle de Vilaxoán. El coordinador de Seguridade e Saúde de la obra realizará una inspección para determinar en qué puntos es necesario acotar y asegurar las vallas y hacer accesibles por el momento las entradas a las viviendas. Y es que los propios vecinos apuntaban en la asamblea con el alcalde que en Vázquez Leis viven personas mayores que a día de hoy tienen dificultades para salir de sus viviendas tal y como se ha quedado la calle. 

Estas medidas se unen a las anunciadas también por el alcalde en lo referente a que los titulares de garajes de Vázquez Leis quedarán exentos del pago de la tasa del vado de sus garajes durante este año 2020.

Otra de las cuestiones que el coordinador de Seguridade e Saúde de la obra se comprometió a mirar es la problemática existente con los olores procedentes de la red de alcantarillado que ha sido renovada con la ejecución de esta obra todavía inacabada. En el encuentro vecinal él mismo expuso que desconocía que existiese este problema y que lo miraría.

Por el momento los vecinos tendrán que esperar para ver si las obras, a las que le quedarían unas dos semanas, pueden desbloquearse por las buenas. La idea del regidor es que los trabajos puedan ser ejecutados por una subcontrata. Para ello sería necesario un acuerdo con la adjudicataria que teniendo en cuenta que no coge el teléfono (como dijo el propio Varela) se presenta como tarea difícil.

El gobierno local quiere evitar por todos los medios que haya que llegar a judicializar el conflicto, lo que dilataría todavía más la finalización de una obra que lleva meses activa.

Comentarios