Miércoles 19.06.2019

Ravella insistirá ante Costas para lograr la regeneración del arenal de O Preguntoiro

Los cambios en el organismo estatal han retrasado las gestiones de una demanda que se ve urgente a simple vista

La regeneración de la playa de O Preguntoiro lleva meses siendo una demanda | mónica ferreirós
La regeneración de la playa de O Preguntoiro lleva meses siendo una demanda | mónica ferreirós

El Concello de Vilagarcía insistirá ante la Dirección Provincial de Costas sobre la necesidad de promover la regeneración de la vilaxoanesa playa de O Preguntoiro. El arenal, pese a contar en los últimos años con el distintivo de calidad de la bandera azul, ha sufrido el envite de la marea y la arena ha desaparecido prácticamente en muchos de sus puntos. La solución parece clara y muy similar a la que se adoptó hace apenas unos cinco años en esta misma playa: Dotar de arena adecuada la zona para que esta quede totalmente lista para la temporada de verano.

Sin embargo los trámites burocráticos y administrativos, así como los cambios de gobierno en Madrid que promovieron modificaciones en el organigrama de Costas han retrasado las negociaciones al respecto. Y es que, como ya ocurrió en ocasiones anteriores, el gobierno municipal de Alberto Varela tiene claro que es la administración estatal la que debe hacerse cargo de los aportes de arena y de los gastos que ello acarrea. A mayores hay que tener en cuenta que en O Preguntoiro se encuentra una zona de actividad marisquera y que llevar a cabo las tareas de regeneración implica una comunicación constante no solo con el gobierno municipal, sino también con la propia Cofradía de Pescadores de la zona y con la agrupación de mariscadoras.


La playa de Vilaxoán es una de las dos que cuentan con bandera azul en territorio municipal vilagarciano. La otra es la playa de O Campanario, en Bamio.
Los principales problemas de falta de arena se detectan en torno a la zona de la rampa que se utiliza para bajar las embarcaciones de, por ejemplo, el Club de Remo de Vilaxoán. En esa zona hay tuberías a la vista y una evidente necesidad de incrementar los aportes de áridos. Y es que aparte del componente estético que supone tener la playa en unas condiciones visualmente atractivas, también existe el componente de la seguridad, dado que las tuberías y otros elementos al aire (cuando deberían estar enterrados en la arena) suponen un riesgo sobre todo para niños o personas con escasa movilidad que puedan pasar por la zona.
Lo cierto es que los técnicos de Costas visitaron ya hace unos meses el arenal para constatar que se ha ido perdiendo en densidad con el paso del tiempo. De ahí que desde Ravella tengan previsto insistir para que la regeneración pueda ser una realidad en la localidad vilaxoanesa. l

Comentarios